Dos ciclones bomba más caerán sobre la costa oeste de EE.UU. y se extenderán hasta Los Ángeles y San Diego

Ambos fenómenos meteorológicos podrían poner fin a la temporada de incendios en el norte de California, pero provocar inundaciones urbanas en San Francisco y Sacramento

Los ciclones bomba podrían podría provocar graves inundaciones, deslizamientos de tierra y amenazas significativas para vidas y propiedades.
Los ciclones bomba podrían podría provocar graves inundaciones, deslizamientos de tierra y amenazas significativas para vidas y propiedades.
Foto: Justin Sullivan / Getty Images

El potente ciclón bomba que alcanzó la máxima intensidad sobre el Pacífico norte el jueves por tarde marcó el primero de tres eventos similares pronosticados para la Costa Oeste que se extenderán hasta Los Ángeles y San Diego.

Esa tormenta continuará enviando tormentas adicionales desatando casi 2 pies de lluvia en algunas áreas.

A pesar de que la precipitación es muy necesaria en la región afectada por la sequía, podría provocar graves inundaciones, deslizamientos de tierra y amenazas significativas para vidas y propiedades.

“Esta lluvia llega aproximadamente un mes antes del promedio y será muy bienvenida para combatir los incendios restantes, particularmente en el norte de California”, dijo el meteorólogo jefe de AccuWeather, Jon Porter.

“Las tormentas repetidas que producen lluvias tan copiosas tendrán un efecto importante, poniendo fin de manera efectiva a la temporada de incendios forestales“, agregó Porter.

Los incendios forestales han quemado 1.9 millones de acres en California en 2021, según el Centro Nacional Interagencial de Bomberos.

Hasta el jueves, ocho de los 17 incendios masivos que ardían en Estados Unidos estaban ubicados en California.

Por otro lado, la lluvia llegará “demasiado rápido y con demasiada potencia” en algunas áreas con tasas de hasta 2 pulgadas por hora, según Porter.

La lluvia excesiva podría resultar en inundaciones repentinas y otros peligros como deslizamientos de tierra, particularmente en áreas con cicatrices de quemaduras por incendios forestales que carbonizaron el suelo en los últimos años.

Se pronostica que una lluvia general de 0,50 a 1 pulgada caerá tan al sur como Los Ángeles y San Diego desde el lunes hasta la madrugada del martes.

Se esperan cantidades localmente más altas de 1-3 pulgadas sobre las montañas al norte y este de Los Ángeles y al este de San Diego.

El centro de Los Ángeles solo ha recibido 0.40 de pulgada de lluvia desde el inicio de la nueva temporada el 1 de julio.

La precipitación promedio para todo octubre es de solo 0.33 de pulgada para Los Ángeles y 0.29 de pulgada para San Diego.

El viernes, una amplia vista satelital proporcionó una imagen clara de lo que le espera a la costa oeste durante los próximos días.

Las tormentas adicionales que se han alineado sobre el norte del Océano Pacífico se dirigen hacia el oeste de los Estados Unidos y cada una traerá diferentes grados de intensidad e impactos, pero los efectos acumulativos de las tormentas serán dramáticos.

El ciclón bomba fue solo la primera de las tres tormentas que se pronostica que impactará la costa oeste de Estados Unidos hasta el último martes de octubre, según el meteorólogo en jefe de AccuWeather, Bernie Rayno.

Si bien la mayor parte de la furia de la primera tormenta ha disminuido a lo largo de la costa del Pacífico desde Columbia Británica, la tormenta logró descargar una lluvia general de 1-3 pulgadas en la región con cantidades locales de 4 y 5 pulgadas en la costa del norte de California.

Mount Tamalpais, California, recogió más de 6 pulgadas de lluvia de la tormenta hasta el jueves por la noche.

Dado que es probable que este ciclón de segunda bomba se forme y viaje más al sur que las tormentas anteriores de la semana pasada, se espera que traiga precipitaciones más intensas y vientos más fuertes a lo largo de la costa oeste, y atraerá la humedad tropical profunda del Pacífico.

Durante ese período de tiempo, la lluvia puede caer a una velocidad de 1 a 2 pulgadas por hora durante un tiempo durante varias horas y podría provocar escurrimientos sobre el terreno escarpado que mira hacia el océano.

La tormenta que azota del domingo al martes traerá fuertes lluvias a San Francisco y Sacramento también.

Ambas ciudades recibirán entre 2 y 4 pulgadas de lluvia con el potencial de cantidades aún mayores. Las inundaciones urbanas son casi una certeza.

El gobernador de California, Gavin Newsom, declaró esta semana una emergencia por sequía para todo el estado.

El trío de tormentas “tendrá un impacto positivo en el nivel freático”, dijo Porter, y agregó que “no serán suficientes para resolver todos los problemas del agua que se han ido agravando durante muchos años”.

Leer más:
* Tres ciclones bomba se dirigen a la costa Oeste: generarían inundaciones repentinas y deslaves en California
* Se pronostican fuertes tormentas en California para el fin de semana; existe un alto riesgo de que ocurran deslaves e inundaciones
* Un ciclón bomba del Pacífico afectará a toda la costa noroeste de los Estados Unidos