“Hombre gato”, acusado de asesinar a su madre, interrumpe juicio con maullidos

Gil Pereg es apodado como el “Hombre gato” y enfrenta el juicio por un doble homicidio que podría llevarlo a la cárcel por el resto de su vida.

En enero de 2019, los cuerpos de Pyrhia Sarusi  y Lily Pereg aparecieron en la casa de Nicolás Gil Pereg.
En enero de 2019, los cuerpos de Pyrhia Sarusi y Lily Pereg aparecieron en la casa de Nicolás Gil Pereg.
Foto: STR / AFP / Getty Images

Se trata del israelí Gil Pereg, un hombre que vivía en la ciudad de Mendoza, en Argentina. Se hacía llamar Floda Reltih (Adolf Hitler al revés) y ahora también apodado “Hombre gato”, quien enfrenta a la justicia por el homicidio de su madre y tía.

Pese a que el caso data de 2019, de nuevo volvió a ser centro de atención al darse a conocer un video donde el sujeto no deja de maullar durante el juicio, por lo que las autoridades decidieron aplazarlo ante el desacato del acusado.

De acuerdo a los datos oficiales, Pereg es un exmilitar e ingeniero electrónico nacido en Israel hace 40 años. En 2009 llegó a la Argentina y abrió un restaurante en Mendoza. Decía ser noruego y daba el falso nombre de Floda Reltih.

El hombre está detenido desde el 2019 cuando los cadáveres de las dos mujeres fueron hallados donde vivía. Se trataba de los cuerpos de su madre y tía, quienes tras ir a visitarlo fueron halladas enterradas el predio donde habitaba.

Durante una semana previa, distintos medios comenzaron a informar sobre los serios problemas económicos que poseía Gil Pereg y su posible trastorno mental. En tanto, la justicia realizaba allanamientos para dar con el paradero de las mujeres, pero no se habían encontrado pruebas que lo incriminaran.

Así, durante varios días, Pereg colaboró con los investigadores y hasta fue retratado por la prensa, en el interior de la casa, muy cerca el lugar donde había ocultado los cuerpos.

En el auge de la investigación, una perra de la Escuela de Adiestramiento Canino (Escam) marcó el lugar donde había rastros de sangre de las mujeres y donde luego se encontraron los cuerpos.

El 27 de enero de 2019, tras los análisis de ADN, la fiscal Claudia Ríos informó a la prensa que los cuerpos de Pyrhia Sarusi (63) y Lily Pereg (54) aparecieron en la casa de Nicolás Gil Pereg.

A partir de ese momento, el hombre fue arrestado, siendo el principal sospechoso del homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego, en el caso de su tía, y homicidio simple agravado por el vínculo, en el caso de su madre, e inmediatamente fue trasladado a la cárcel local.

Aún cuando la investigación parecía tener claridad en el caso y la prensa poco a poco perdía el interés en el sospechoso, Pereg volvió a acaparar las portadas un mes después, ahora por su extraño comportamiento, según los presidiarios, el israelí no usaba el baño y no se duchaba. Luego se reveló como un gato que maullaba y lanzaba arañazos, desde ese momento nació el “Hombre gato”.

A casi tres años del suceso, Gil Pereg podría ser condenado a prisión perpetua por los asesinatos de las mujeres, por lo que se espera que en próximos días se conozca el desenlace de esta historia.

Para la defensa, el acusado debe ser declarado inimputable. Uno de sus principales argumentos es el informe psiquiátrico forense, donde se establecería que Pereg padece de licantropía: un ser humano que se siente animal.

Te puede interesar:
Cuatro jóvenes hispanos indujeron a un hombre y lo asesinaron a balazos en un apartamento abandonado en Houston
Alabama ejecuta a hombre con discapacidad mental sentenciado por la muerte de una joven de 22 años
Declaran culpable a un exenfermero de Texas acusado de matar a 4 pacientes