NEW, una opción de triunfo para mujeres, latinas, y nuevas empresarias

Una exposición de moda en el Centro de Negocios de Mujeres en Canoga Park reunió a mujeres que reciben respaldo de la organización para alcanzar su independencia empresarial

María Rangel (segunda de la izquierda) convive con las y los modelos que fueron parte de su evento de modas.
María Rangel (segunda de la izquierda) convive con las y los modelos que fueron parte de su evento de modas.
Foto: Jorge Macíás / Impremedia

El desfile de las modelos con los diseños creados por la colombiana María Rangel cerró con éxito la exposición al aire libre del Centro de Negocios para Mujeres de la organización sin fines de lucro, Nueva Economía para Mujeres (NEW-WBC), el fin de semana en Canoga Park.

Niños, jovencitas  y mujeres se presentaron en la alfombra roja de la pasarela del evento producido por NEW-WBC, una organización que no puede presumir de grandes presupuestos pero que compensa sus esfuerzos con las ganas de triunfar en el campo empresarial.

En un solo evento, dirigentes de NEW-WBC presentaron diversos programas: mostraron al público los productos de 11 pequeñas empresas propiedad de mujeres, de micro fabricantes, diseñadores independientes y nuevas empresas.

El Centro de Negocios para Mujeres (WBC) comenzó hace más de dos décadas y justo al inicio de la pandemia de covid-19 nació NEW.

Viridiana Díaz muestra los aretes, collares y artesanías manuales que realiza y vende. (Jorge Macías)

“La idea era ayudar a las mujeres empresarias en medio de la situación que vivíamos”, dijo María Rangel, gerente de negocios de NEW-WBC. “En ese año abrimos el programa en Español, gestión de restaurantes, mod, préstamos y subvenciones”.

El reto de NEW es conectar a las personas con su propio sentido de poder y movilidad económica para las mujeres y las familias a través del espíritu empresarial, la vivienda, la creación de riqueza y la educación.

“Nosotros no funcionamos como un negocio, sino mediante el apoyo virtual a las mujeres empresarias con webinars. Lo nuestro es educación empresarial; si es necesario tenemos consultorías uno a uno”, aclara María. “En nuestra página electrónica es donde tenemos los seminarios web”.

Para ser parte de NEW-WBC y recibir servicios completos de ayuda y asesoría todo el año, las mujeres solamente tienen que vivir en el condado de Los Ángeles.

Nita Márquez, creadora de los confortables monos, que la mujer puede usar en cualquier ocasión. (Jorge Macías)

Si alguien desea comenzar un negocio, puede acceder a programas para hacer, precisamente, un plan de negocios, conocer las estrategias necesarias para tener éxito, desarrollar un proceso de crecimiento de su empresa y considerar un proceso de mercadotecnia, entre otros pasos importantes.

El éxito o fracaso dependerá de lo que se vaya a hacer, ya sean joyas, accesorios, productos de belleza, ropa u otros.

“Para empezar, por lo mínimo se necesitan $2,000 para poder cumplir con la parte legal del negocio, pero hay préstamos y subvenciones a las que se pueden aplicar”, dijo María Rangel.

“Además de ello, hay que tener las ganas y la actitud de una mujer emprendedora y la resiliencia para salir adelante en un negocio.

Angela Mumdzhyan (i) es una empresaria de Armenia y Mahsa Monsefi, de Iran, abrieron su negocio Alis Beauty Salon en Encino, California.

Venció la adversidad

De hecho, María Rangel es una mujer que superó circunstancias traumáticas para llegar a donde se encuentra.

A los 21 años, sufría del síndrome de Guillain-Barré, un trastorno autoinmune poco común en el que el propio sistema inmunológico de una persona daña los nervios, causando debilidad muscular y, a veces, parálisis.

Un médico en su natal Colombia le dijo que ella no iba a caminar nunca más.

Aquella noticia nunca la desalentó. Tuvo un efecto contrario en su mente. Se recuperó y superó los cuidados intensivos cuando su cuerpo se paralizaba y se desconectaba del cerebro.

Con $500 en el bolsillo y un hijo de dos meses, esta madre soltera de 25 años  llegó a Estados Unidos en 2016.

“En este corto tiempo he trabajado muy duro, conocí NEW donde me ayudaron  con pañales para mi hijo y ya pude comprar mi casa”, dijo la mujer empresaria.

Taryn Radamaker y Micelle Steele, socias de Stardom, un negocio de bisutería. (Jorge Macías)

Ella dice que lograr hacer realidad los sueños a través de NEW-WBC es posible, dependiendo de la fuerza interna de la persona “y una fe 100% en Dios”.

“Hay que encontrar a la gente adecuada, no porque van a hacer que se cumpla tu sueño, sino porque te ayudarán a hacerlo realidad por ti misma, y eso es lo que hacemos en NEW”, dijo. “Hay que aprender a saber caminar solas”.

Hecho en Los Ángeles, la excelencia empresarial

La Exposición de Moda del NEW-WBC ayuda a las mujeres, primordialmente mujeres de color a planificar, iniciar y crear una empresa a través de su programa MADE IN LA (Hecho en Los Ángeles).

“Nuestro programa de la industria de la moda atrae a emprendedores con un buen ojo para la estética, un gusto por la diversidad de colores y un espíritu lleno de estilo”, dijo Ruth García-Corrales, directora de NEW-WBC.

“A pesar de que a veces son pequeños en capacitación empresarial formal, ofrecemos todos nuestros programas gratuitos para ayudarlos en esta área; son eventos como estos los que nos permiten continuar ayudando a cumplir grandes sueños”.

Viridiana Díaz es otra pequeña empresaria exitosa. Cuando se mudó a Londres con su esposo Jamie Robinson, extrañaba su natal Nayarit, México, y comenzó a reconectarse con sus raíces.

Lo hizo a través de tejer manualmente el arte de la chaquira y su empresa Peiote, un arte de la cultura wixarika (huicholes) donde sus diseños de aretes, collares o pulseras multicolores son únicos e irrepetibles.

“Apenas me estaba dando a conocer en Londres cuando nos mudamos a Los Ángeles por el trabajo de mi esposo”, dijo la madre de tres hijos.

“Le puse el nombre de Peiote a mi negocio porque es un cactus que crece en la meseta de Nayarit”, expresa. “Para los huicholes su flor es sagrada y es usada en ceremonias, curaciones, para la comunicación entre el mundo terrenal y divino; es el cuerpo físico del espíritu del venado azul”.

Viridiana señaló que, si bien todavía no está generando ganancias para retirarse, a través de ANE-WBC ha tenido la oportunidad de capacitarse como empresaria, ha asistido a seminarios virtuales y ha podido acudir a eventos donde puede ensenarle al mundo su arte.

Por su parte, +-Nita Márquez, propietaria de OnTheMarqUNeDITEd, un negocio de “jumpsuits” o, monos, piezas versátiles de vestir para cualquier ocasión dio a conocer que, como creadora de sus modelos, a lo que aspira es que “cualquier mujer, de talla 0 a 20 se sienta sexy en cualquier ocasión en que se ponga uno de mis jumpsuits”.

Nita comentó que ella comenzó su negocio con apenas $20. Todo inició cuando fue a una tienda de telas en el centro de Los Ángeles y aprendió sola a hacer sus creaciones; más tarde su idea la hizo realidad cuando presento sus modelos a una costurera.

“Mis ventas han mejorado y espero que sigan mejorando”, dijo la mujer, quien, además es entrenadora física profesional, nutricionista, entrenadora de vida, coreógrafa y vendedora.

En el desfile sobre la alfombra roja también participó la modelo Cynthia Ramírez, quien hizo la pasarela en su silla de ruedas y fue ovacionada por los asistentes al evento.

“Yo me encargo organizar la página electrónica de NEW”, dijo Cynthia a La Opinión. “Las mujeres deberían saber que hay grandes posibilidades de triunfo en sus vidas, tal como ha sucedido conmigo”.

En efecto, NEW-WBC, una iniciativa de New Economics for Women (NEW), en colaboración con la Administración de Pequeñas Empresas de los Estados Unidos (SBA) y la Oficina de Desarrollo Económico y Comercial Go-Biz, de California, tiene el objetivo de ayudar a las mujeres emprendedoras y propietarias de negocios a planificar, iniciar y crear una empresa y hacer que las empresas existentes crezcan con éxito.