Hongos podrían reducir el riesgo de depresión, según un nuevo estudio

Comer hongos con frecuencia puede ser favorable para tu estado de ánimo y tu memoria. Investigadores señalan que los hongos contienen químicos vegetales que pueden ayudar a reducir el riesgo de depresión y demencia

Investigadores encontraron que las personas que comían hongos tenían menos probabilidades de tener depresión.
Investigadores encontraron que las personas que comían hongos tenían menos probabilidades de tener depresión.
Foto: Paula / Pexels

Incluir hongos en la dieta puede beneficiar tu salud mental y reducir el riesgo de depresión, según un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad de Penn State y publicado en la revista científica Journal of Affective Disorders.

Los investigadores hallaron que las personas que comían hongos tenían menos probabilidades de tener depresión. Para el estudio se utilizaron datos sobre la dieta (específicamente para evaluar la frecuencia de la ingesta de hongos) y la salud mental recopilados de más de 24,000 adultos estadounidenses entre 2005 y 2016.

Los hongos son la fuente dietética más alta del aminoácido ergotioneína, un antioxidante antiinflamatorio que puede proteger contra el daño celular y tisular del cuerpo. “Tener altos niveles de ergotioneína puede reducir el riesgo de estrés oxidativo, lo que también podría reducir los síntomas de la depresión”, dijo Djibril Ba, el investigador principal del estudio.

Según el reporte del estudio, en investigaciones anteriores se ha demostrado que los antioxidantes ayudan a prevenir varias enfermedades mentales, como la esquizofrenia, el trastorno bipolar y la depresión.

Hay algunas limitaciones que podrían abordarse en estudios futuros. Uno de ellos podría enfocarse al tipo de hongos, cuyo detalle no proporcionaron los datos. Sin embargo, se menciona que los champiñones blancos contienen potasio, que se cree que reduce la ansiedad.

Los hongos cabeza de león pueden estimular la expresión de factores neurotróficos y tener un impacto en la prevención de trastornos neuropsiquiátricos, incluida la depresión.

Los hongos pueden ayudar a prevenir la demencia

Entre otros beneficios que tiene el consumo de hongos para la salud cerebral, estudios previos señalan que puede prevenir el deterioro cognitivo.

Un estudio de 2019 realizado por investigadores de la Universidad Nacional de Singapur con 663 adultos chinos mayores de 60 años encontró que aquellos que comieron más de 2 porciones de champiñones por semana (1 porción = 3/4 taza cocidos) en comparación con aquellos que comieron menos de 1 porción por semana tenían 52% menos de riesgo de desarrollar un riesgo  deterioro cognitivo leve que el grupo de baja ingesta.

La Escuela de Salud Pública de Harvard señala que los productos químicos vegetales y los componentes de los hongos pueden ejercer efectos antioxidantes, antiinflamatorios y anticancerígenos.

Harvard publica que los componentes de los hongos pueden prevenir el crecimiento de proteínas amiloides relacionadas con la demencia y actuar como antioxidantes, específicamente la ergotioneína, el mismo aminoácido que se cree podría ayudar a reducir la depresión.

Te puede interesar:
10 alimentos que comer según la dieta MIND para la salud del cerebro
4 alimentos y bebidas que pueden aumentar tu riesgo de Alzheimer
Beber café puede mejorar tu estado de ánimo y reducir el riesgo de depresión