Crédito fiscal para vehículos eléctricos es aprobado por la Cámara de Representantes de Estados Unidos

En discusión desde hace unos meses, el crédito fiscal para vehículos eléctricos propuesto por la administración del presidente Biden ha logrado la aprobación de la Cámara de Representantes y ahora está listo para dirigirse al Senado

Con el crédito fiscal para vehículos eléctricos, los estadounidenses pueden optar por formas de transporte limpio.
Con el crédito fiscal para vehículos eléctricos, los estadounidenses pueden optar por formas de transporte limpio.
Foto: Andrew Roberts / Unsplash

El pasado viernes, la Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó el crédito fiscal para la compra de vehículos eléctricos que forma parte del proyecto de ley Build Back Better, propuesto por la administración del presidente Biden. De ese modo, esta alternativa que busca incentivar la transformación energética en el país, ahora podrá enfrentarse a la deliberación del Senado, última instancia del Congreso que debe superar antes de convertirse en ley. De acuerdo a lo que estipula, este crédito está compuesto por varios incentivos para los cuales algunos vehículos pueden o no ser elegibles. Las últimas reformas han contemplado una suma máxima de $12,500 en algunos casos.

Existen algunos vehículos completamente eléctricos que calificarían para la totalidad del crédito, pero también existe una gran cantidad de opciones de híbridos enchufables que pueden ser elegibles para una gran parte de estos incentivos. En los últimos meses, este crédito ha sufrido múltiples modificaciones, entre ellas su reducción a $7,500. Unas semanas más tarde, se anunció que se llevó nuevamente a $12,500 luego de un incremento repentino de $5,000 en una de las rondas de discusión. De acuerdo con Roadshow, a pesar de que aún no existen detalles, durante la aprobación de la Cámara de Representantes, el crédito pudo haber recibido otras mejoras a favor de los ciudadanos.

Por otro lado, este crédito ha generado cierta controversia en la industria automotriz debido ciertas condiciones necesarias para ser concedido. Entre esas condiciones se encuentra la omisión de aquellos fabricantes que han vendido más de 200,000 vehículos eléctricos, una regla que excluye automáticamente a dos pioneros de esta tecnología en Estados Unidos: Tesla y General Motors, quienes ya se han expresado en contra de esta decisión.

Una vez que lo apruebe el Senado, este crédito fiscal estará respaldado por la gran inversión en infraestructura que la administración del presidente Biden pretende llevar a cabo con su plan Build Back Better. Esta inversión garantizará, entre otras cosas, el acceso a puntos de carga rápida pública en todo el país y también puntos de carga doméstica y residencial. De esa forma, el gobierno de Estados Unidos ratificará su compromiso con la salud pública y el medio ambiente a través de esta tecnología que se apoderará poco a poco del país junto a otras formas de energía limpia como el hidrógeno.

También te puede interesar: Los autos eléctricos que califican para el crédito fiscal propuesto por el presidente Biden