Departamento de Policía de Los Ángeles despedirá a 6 elementos que no cumplieron con mandato de vacunación

Los trabajadores del LAPD se negaron a firmar un aviso en el que aceptarán vacunarse o presentar exención por motivos religiosos o médicos y someterse a controles COVID-19 dos veces por semana, que les serán descontados de sus pagos

Cinco elementos jurados del LAPD y un trabajador civil enfrentan cargos disciplinarios por no aceptar el mandato de vacunación.
Cinco elementos jurados del LAPD y un trabajador civil enfrentan cargos disciplinarios por no aceptar el mandato de vacunación.
Foto: David McNew / Getty Images

El Departamento de Policía de Los Ángeles comenzó con los trámites contra seis empleados por violar el mandato de vacunación de la ciudad, que requiere vacunación completa contra COVID-19 antes del 18 de diciembre y que exige la realización de controles con cargo administrativo a los trabajadores.

El jefe de policía de Los Ángeles, Michel Moore, declaró que se recomendó la baja de los empleados, cinco elementos jurados y un trabajador civil, quienes pasarán al proceso de terminación de sus servicios.

Los trabajadores del LAPD que todavía no están vacunados reciben avisos que deben firmar en los que aceptarán vacunarse o presentar una solicitud de exención, y mientras están inmunizados deberán someterse a pruebas de coronavirus dos veces por semana, controles que serán pagados por los mismos empleados.

Moore indicó que aproximadamente el 70% de las notificaciones ya ha sido entregada, y los seis empleados del LAPD que están en procedimiento disciplinario se negaron a firmarlo.

Las pruebas semanales a los empleados del departamento comenzaron el viernes.

De acuerdo con el mandato, los trabajadores no vacunados deberán someterse a dos controles de COVID-19 por semana, y de sus respectivos salarios se deducirán $65 dólares por cada prueba.

Cada trabajador debe practicarse la prueba durante su tiempo libre, y la ciudad o un proveedor reconocido por las autoridades deberán realizar las pruebas. No se aceptarán resultados de exámenes hechos por terceros.

Mandato aprobado por la ciudad

El ordenamiento de la ciudad de Los Ángeles establece que el 18 de diciembre todos los empleados municipales deberán estar completamente vacunados o ya deberán haber solicitado exención por motivos religiosos o médicos, los cuales serán revisados caso por caso.

En caso de que las exenciones sean aprobadas, los controles de coronavirus se realizarán una vez por semana con cargo de la ciudad.

En caso de que la exención sea rechazada, el trabajador tendrá cinco días hábiles para presentar una apelación. De no apelar el resultado, se les notificará que tienen que presentar una prueba de vacunación. De no hacerlo, daría como resultado una acción correctiva.

Los trabajadores podrán renunciar o solicitar su jubilación en caso de no cumplir con el mandato. Estos empleados podrán ser elegibles para ser contratados nuevamente en caso de vacunarse o si se levanta la orden de vacunación.

Te puede interesar:

· Departamento de Policía de Los Ángeles creará fuerza especial para investigar robos a domicilio
· Oficial de policía de Los Ángeles y dos personas más fueron hospitalizadas por presunto contacto con fentanilo
· Departamento de Policía de Los Ángeles investiga presunta participación de oficiales uniformados en protesta antivacuna del lunes