Hospitales llenos en 24 estados de EE.UU. a medida que Ómicron se propaga

Los hospitales en 24 estados del país se acercan a su capacidad límite en sus unidades de cuidados intensivos, ante el récord de 148,000 hospitalizaciones por día, a causa de la ola de contagios por Ómicron

Al menos el 80 por ciento de las camas de hospital estaban ocupadas en 24 estados el jueves.
Al menos el 80 por ciento de las camas de hospital estaban ocupadas en 24 estados el jueves.
Foto: Andrea Piacquadio / Pexels

La variante extremadamente contagiosa de Ómicron está alimentando una enorme ola de coronavirus que está empujando a los hospitales cerca de sus límites de capacidad en unas dos docenas de estados, según datos publicados por el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU.

Al menos el 80 por ciento de las camas de hospital estaban ocupadas en 24 estados el jueves, incluidos Georgia, Maryland y Massachusetts, según muestran las cifras.

Más preocupante, los datos revelan que en 18 estados y Washington, D.C., al menos el 85 por ciento de las camas en las unidades de cuidados intensivos para adultos estaban llenas, con la escasez más aguda de camas en Alabama, Missouri, Nuevo México, Rhode Island y Texas.

La presión sobre la capacidad de las unidades de cuidados intensivos se produce cuando la variante Ómicron ha provocado un aumento casi vertical de infecciones y hospitalizaciones.

El país en su conjunto y 26 estados han informado más casos de coronavirus en la última semana que en cualquier otro período de siete días.

En ese tiempo, se ha informado un promedio de más de 803,000 casos de coronavirus cada día en los Estados Unidos, un aumento del 133 por ciento desde hace dos semanas, según la base de datos del New York Times, y 25 estados y territorios han informado su tasa semanal más alta en número de casos.

Las muertes aumentaron un 53 por ciento a un promedio de aproximadamente 1,871 por día.

Eso ha ayudado a impulsar la tasa promedio de admisiones del país por encima del pico del invierno pasado.

Las hospitalizaciones de personas que dieron positivo por coronavirus durante esa semana ascienden a más de 148,000 por día, lo cual representa un récord.

Los números están aumentando más rápido en Alabama, Florida, Louisiana, Puerto Rico y las Islas Vírgenes, según la base de datos del New York Times.

Las cifras de hospitalización incluyen a las personas que dan positivo por el virus después de ser ingresadas por condiciones no relacionadas con el Covid-19, pero no hay datos nacionales que muestren cuántas personas están en esa categoría.

Desde el Día de Acción de Gracias, la Casa Blanca ha enviado a más de 350 médicos, enfermeras, médicos y otro personal militar a 24 estados para ayudar a los hospitales con los desafíos de personal, dijo el presidente Biden esta semana, y planea enviar 1,000 miembros del servicio adicionales a seis zonas muy afectadas.

Eso se suma a los más de 14,000 miembros de la Guardia Nacional desplegados en 49 estados para ayudar al personal de los hospitales y otras instalaciones médicas, informaron Biden y otros funcionarios.

El miércoles, el gobernador Tim Walz de Minnesota dijo que el estado gastaría $40 millones en fondos federales para contratar más personal para ayudar a los hospitales durante los próximos 60 días, porque “sabemos que vamos a seguir viendo un fuerte aumento en los casos de la variante Ómicron”.

Los hospitales de Minnesota han estado luchando para mantenerse al día desde el otoño, cuando se llamó a la Guardia Nacional para ayudar con una avalancha de pacientes infectados por la variante Delta más letal.

También el miércoles, la gobernadora Kate Brown de Oregón dijo que enviaría 700 miembros adicionales de la Guardia Nacional del estado, lo que eleva el total desplegado a 1200 miembros, para ayudar a los hospitales a lidiar con el aumento de pacientes con coronavirus.

“Nuestros hospitales están bajo una presión extrema”, escribió en Twitter.

Un día antes, la gobernadora Janet Mills de Maine dijo que estaba activando a 169 miembros de la Guardia Nacional para ayudar con las limitaciones de capacidad en los hospitales, uniéndose a los más de 200 miembros desplegados en el estado. “Ojalá no tuviéramos que dar este paso”, dijo Mills, “pero el aumento de las hospitalizaciones, causado principalmente por aquellos que no están vacunados, está reduciendo la capacidad del sistema de atención médica, poniendo en peligro la atención de las personas de Maine y ejerciendo mayor presión sobre nuestros ya agotados trabajadores de la salud”.

Leer más
* Hombre se declara antivacunas en Canadá y pierde el derecho de visitar a su hijo
* Departamento de Vehículos Motorizados de California ofrece servicios en línea para evitar contagios por COVID
* COVID: Condado de Los Ángeles registró el número de más muertes a causa de la enfermedad en casi cuatro meses