Educación en persona: piden que sea opcional y no una imposición

Mirando hacia el futuro: padres latinos del LAUSD piden a líderes que durante la pandemia hagan de la educación una actividad sin mandatos

Clases virtuales. (Suministrada)
Clases virtuales. (Suministrada)
Foto: Cortesía

Ante la ola de contagios por la COVID-19 y los datos presentados por el Departamento de Salud Pública del Condado de Los Ángeles, mismos que demuestran diariamente las cifras de personas contagiadas, hospitalizadas y muertas – los cuales seguimos minuciosamente en nuestro grupo de Facebook @ourvoiceforeducation –,  padres latinos del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD en inglés) hacemos un llamado al distrito escolar, a los sindicatos de maestros, a los legisladores del estado de California y al gobernador Gavin Newsom para que hagan la educación en persona una opción y no una imposición.

Todos estamos de acuerdo que la educación en persona es necesaria para la salud mental y el bienestar, así como los logros académicos de nuestros hijos. Sin embargo, hay que ser conscientes que estamos en época de una pandemia mundial, que en particular sigue impactando fuertemente a nuestra comunidad latina. 

¿A cuántos contagios cambiarán de estrategia las escuelas para asegurar que nuestras familias estén seguras?

Los latinos por lo general somos trabajadores esenciales en California, con un 80% de trabajadores en la agricultura, más del 50% de la fuerza laboral en la industria alimenticia y 60% en la construcción.  Nuestros niños forman el 74% de los estudiantes del LAUSD y 54% en las escuelas públicas de todo el estado, y nos estamos infectando.

En el año 2020, el periódico Los Ángeles Times reportó que los latinos formamos el 40% de la población del estado, pero el 53% de los casos positivos de COVID. Recientemente, la doctora Bárbara Ferrer, directora de salud del Condado, anunció que las comunidades latinas y afroamericanas serán las más afectadas por el aumento en contagios.

Por esta razón, es inminente que mantengamos a nuestros hijos y familias a salvo. Como padres, sabemos que lo académico vendrá más adelante, pero en estos momentos, lo más importante es mantenernos seguros y saludables, porque con la salud lo tenemos todo.

Llamado de padres Nuestra Voz (Our Voice en inglés) a líderes:

1.Reconocemos que hay familias que se ven en la necesidad de enviar a sus hijos a las escuelas, y por ende pedimos la flexibilidad y la opción para que nuestros hijos puedan acceder el aprendizaje en línea con sus maestros, o clases en persona cuando existe la necesidad y siguiendo medidas estrictas de prevención, como por ejemplo para estudiantes de educación especial y aprendices de inglés.

En estos momentos nuestros hijos aún se están contagiando en las escuelas, son enviados a casa para hacer la cuarentena y no tienen el apoyo académico en casa que necesitan. Creemos que los maestros que dan instrucción en el aula podrían a la misma vez hacerlo por Zoom.

2. Nuestros hijos no pueden ser exitosos en clase ni prepararse para trabajos del siglo 21 si no tenemos acceso a internet. Pedimos que el acceso fiable y asequible se haga una realidad y prioridad – de inmediato. No podemos esperar más.

3. Necesitamos mejoras en el aprendizaje en línea. No sabemos cuántas veces se tendrá que evaluar el cierre de las escuelas a causa del virus o los incendios en California. Por esta razón pedimos un plan que ofrezca mejoras en la educación en línea. El programa City of Angels no fué suficiente ni eficaz y ya es hora que tengamos un mejor plan para impartir las clases en línea.

4. Sabemos que con estas opciones para cursos en línea, y bajo las existentes leyes estatales que otorgan fondos a las escuelas públicas basadas en la asistencia diaria de cada estudiante, el LAUSD perdería fondos por los niños ausentes. Lo cual requeriría un ajuste a estas leyes, ya que el futuro de la pandemia sigue nebuloso. Creemos que este cambio es necesario y sería por un bien común que es la seguridad de nuestros estudiantes.

5. Pedimos ayuda mental y psicológica con urgencia, para nuestras familias, y en especial, para nuestros adolescentes. No podemos ignorar más la necesidad de estos servicios en nuestra comunidad ante el impacto y trauma por causa de COVID.

6. Por último, pedimos mejor apoyo para nuestros estudiantes en las preparatorias del Distrito. Las escuelas no pueden seguir ofreciendo recursos para la universidad de la manera que lo hacían antes de la pandemia, aún entonces no era suficiente. La necesidad es hoy más aguda. Pedimos más consejeros y ayuda individualizada en cada campus.

Dada las circunstancias que estamos viviendo, pedimos a los líderes que se adapten a las necesidades de los estudiantes y de sus familias. Que nos den las herramientas para en realidad poder salir adelante. Los padres de Nuestra Voz (Our Voice) están comprometidos a abogar por el bienestar de nuestras familias y el éxito académico de nuestros hijos.

Firman Padres de Nuestra Voz y del LAUSD

Pedro Tot – Bancroft M.S.

Raquel Díaz – Harvard E.S., Virgil M.S.

María Sánchez – Marlton School, Ánimo Ralph Bunche H.S. 

María Munar – Joseph Le Conte M.S., Hollywood H.S.

Mónica Arrazola – Cheremoya Avenue E.S., Joseph Le Conte M.S.

Rocío Elorza – Harvard E.S., Thomas Starr King M.S.

Juanita García – San Fernando H.S.

Lourdes López – Main St. E.S., West Vernon Avenue E.S.

Joe Macías – Grover Cleveland Charter H.S.

Evelyn Alemán – Grover Cleveland Charter H.S.

Gabriela Rangel – 52nd St. E.S., Manual Arts H.S., 

Virginia Julián – Thomas Starr King M.S.

Olivia Reyes – Harvard E.S., Fairfax H.S.

Regina Valdes – Helen Bernstein High School 

Marilu Mireles – Sylmar Biotech Health Academy

Claudia Chacón – John Burroughs M.S., Fairfax H.S. 

Efigenia Flores – Kingsley E.S.

Chely Yáñez – Los Angeles Leadership Academy, Virgil M.S.