Supermercado hispano Mi Mercadito recibirá beneficio de $50,000 dólares gracias al programa Juntos Crecemos, de PepsiCo

El negocio hispano de inglewood recibirá el apoyo en evento al que asistirá el jugador de Los Angeles Chargers Michael Davis; el programa Juntos Crecemos, de PepsiCo, apoya a negocios hispanos afectados por la pandemia de COVID

Mi Mercadito ofrece productos mexicanos a la comunidad de Inglewood.
Mi Mercadito ofrece productos mexicanos a la comunidad de Inglewood.
Foto: Mario Tama / Getty Images

Mi Mercadito, negocio familiar de primera generación mexicana con sede en Inglewood, recibirá un apoyo de $50,000 dólares gracias al programa Juntos Crecemos, de PepsiCo.

La entrega del apoyo se efectuará el lunes 7 de febrero en un evento en el que estará presente el jugador de Los Ángeles Chargers Michael Davis.

Por si fuera poco, en una promoción que estará vigente del 2 de febrero hasta el medio día del miércoles 9 de febrero, un cliente de Mi Mercadito tendrá oportunidad de ganar un par de boletos para el Super Bowl, que se jugará el domingo 13 de febrero en el SoFi Stadium de Inglewood.

El programa Juntos Crecemos fue lanzado por PepsiCo para apoyar a negocios hispanos de la comunidad, y Mi Mercadito será el primero de varios establecimientos que la compañía proyecta impulsar con esta iniciativa.

El lunes, Michael Davis colaborará con Mi Mercadito trabajando detrás de la caja registradora, desempeñándose como “tendedero por un día”.

Para la entrega del apoyo económico estarán presentes el presidente de la División Oeste de PepsiCo Bebdas Norteamérica, Johannes Evenblij; la vicepresidenta de la Región Oeste de Frito Lay Norteamérica, Aminta Price; y el propietario de Mi Mercadito, Erik Rico.

 Mi Mercadito se encuentra en 10500 Prairie Avenue, Inglewood CA 90303.

Erik Rico y Sivia Lesso son los propietarios de Mi Mercadito, una tienda latina de abarrotes y restaurante que ofrece productos mexicanos, frutas, verduras y servicio de carnicería.

Después de trabajar por más de 25 años, Erik y Silvia decidieron iniciar su propio negocio familiar y compraron Mi Mercadito a su anterior dueño junto antes de la pandemia de COVID.

La suspensión de actividad afectó duramente a los nuevos propietarios del negocio debido a una considerable baja en las ventas, por lo que perdieron el servicio de Transferencia Electrónica de Beneficio (EBT) después del cambio de propiedad, que representaba entre el 30% y 40% del movimiento del negocio.

Actualmente, Erik y Silvia trabajan para levantar Mi Mercadito y servir a la comunidad como lo hacían antes de la pandemia.

De acuerdo con una encuesta de la Universidad de Stanford, el 86% de los dueños de pequeñas empresas hispanas reportaron un impacto negativo a causa de la pandemia de coronavirus, algunos con el riesgo de sufrir un cierre total, y con la mitad de las posibilidades de recibir préstamos del Programa de Protección de Cheqes de Pago (PPP).

El programa Juntos Crecemos, de PepsiCo, cuenta con fondos por $50 millones de dólares para apoyar a negocios de hispanos, como restaurantes, bodegas y carnicerías.

Te puede interesar:

· Empresarios hispanos se muestran optimistas por aumento de contrataciones en 2022
· Más del 60% de empleadores latinos de EE.UU. sacrificaron sus salarios para poder pagar a sus empleados durante la pandemia
· Hispanos en Estados Unidos: los retos más comunes que enfrentan al iniciar un negocio