Como protesta por condiciones laborales inseguras, trabajadores de comida rápida de California se irán a huelga este jueves

Los empleados de locales de comida rápida del estado piden a senadores que aprueben la ley aB 257 y que el gobernador Gavin Newsom la firme ante la crisis estatal de desigualdad racial y económica en esta industria

Trabajadores de comida rápida de California piden que los legisladores aprueben la ley AB 257.
Trabajadores de comida rápida de California piden que los legisladores aprueben la ley AB 257.
Foto: Mario Tama / Getty Images

Trabajadores de comida rápida de California se irán a huelga este jueves 9 de junio para protestar por las condiciones de trabajo inseguras y que sean escuchados para avanzar en las normas de salud, salario y seguridad de toda la industria a través de la AB 257, un proyecto de ley histórico para proteger y empoderar a los trabajadores del sector en el estado.

Durante la huelga, los cocineros y cajeros pedirán a los senadores y al gobernador Gavin Newsom que aborden la crisis estatal de desigualdad racial y económica aprobando y firmando la ley AB 257, respectivamente.

La huelga estatal se sumará a las actividades de los trabajadores que se han extendido por la industria de la comida rápida de California en los últimos años.

La mayoría del más de medio millón de trabajadores de comida rápida de California son personas de raza negra y reciben algunos de los salarios más bajos del estado. Los trabajadores de comida rápida de California tienen más del doble de probabilidades de vivir en la pobreza que el resto de los trabajadores del estado y el 52% depende de los programas de asistencia pública.

“Mientras las grandes corporaciones tengan el poder de robar nuestros salarios y rechazar la responsabilidad por la violencia y la discriminación que tienen lugar en nuestras tiendas, comunidades como la mía nunca podrán salir adelante”, dijo Ingrid Vilorio, trabajadora de Jack in the Box en Castro Valley.

“Estoy harta de esperar a que estas empresas cambien, así que voy a ir a la huelga para ganar el poder de sentarme a la mesa y exigir a nuestros funcionarios electos que apoyen nuestra lucha para mejorar nuestra industria y construir una California mejor para todos“, agregó Vilorio.

Además de la huelga del jueves, los trabajadores celebrarán concentraciones, marchas y otras acciones para garantizar que los legisladores y las grandes empresas, como McDonald’s, Burger King y Jack in the Box, escuchen sus demandas.

En Sacramento, los trabajadores, líderes religiosos y sindicales y los aliados de la comunidad celebrarán una vigilia de 24 horas fuera del edificio del Capitolio para subrayar la crisis actual de la comida rápida y la necesidad de que los líderes estatales aprueben la ley AB 257.

Como parte de la vigilia, los empleados de comida rápida organizarán charlas junto con expertos en justicia económica. La presidenta del Sindicato Internacional de Empleados de Servicios (SEIU), Mary Kay Henry, y el presidente de SEIU California y de SEIU-United Service Worker West, David Huerta, se unirán a la concentración frente al Capitolio.

En Oakland, los trabajadores y miembros de la comunidad celebrarán una reunión en Frank H. Ogawa/Oscar Grant Plaza.

En Los Ángeles, los empleados e integrantes de la comunidad tendrán una concentración en el Ayuntamiento y marcharán hasta la oficina del gobernador Newsom.

En San Diego, los trabajadores protestarán frente a la sede corporativa de Jack in the Box.

Los trabajadores de Jack in the Box de California se han puesto en huelga y han presentado numerosas denuncias por robo de salarios, represalias y condiciones de trabajo inseguras.

El proyecto de ley AB 257, que fue aprobado por la Asamblea estatal en enero, está previsto que el 13 de junio sea revisado por la Comisión de Trabajo, Empleo Público y Jubilación del Senado.

Con más de 557,000 trabajadores en más de 30,000 locales, la industria de comida rápida de California destaca como uno de los sectores de bajos salarios más grandes y de más rápido crecimiento del estado.

En California, los trabajadores de la comida rápida son casi un 80% de personas de raza negra, más del 60% son latinos y dos tercios son mujeres.

Te puede interesar:

· Médicos residentes de 3 hospitales del Condado de Los Ángeles votaron a favor de la huelga por negociación contractual estancada
· Trabajadores de la Cruz Roja exigen mejores salarios y beneficios de salud
· Empleados del Centro Médico Cedars-Sinai se lanzan a la huelga por mejores salarios