El fiscal George Gascón responde a los críticos de sus medidas contra la violencia

El fiscal de distrito lamentó los trágicos asesinatos de los dos agentes en El Monte y respondió a la presión de sus opositores que lo acusan de laxitud en las condenas de los delincuentes

Altar en honor a los dos policías asesinados en la ciudad de El Monte.
Altar en honor a los dos policías asesinados en la ciudad de El Monte.
Foto: Jorge Luis Macías / Impremedia

George Gascón, el fiscal de distrito del condado de Los Ángeles que se encuentra bajo fuego por sus detractores políticos, luego del asesinato de dos policías de la ciudad de El Monte, dio a conocer que el sospechoso de abatir a los oficiales Joseph Anthony Santana y Michael Domingo Paredes era un adicto a las drogas que,  por varios años no había tenido contacto con las autoridades policíacas.

En una álgida rueda de prensa, Gascón ofreció sus condolencias a las familias de los oficiales Santana y Paredes.

“Su muerte nos impacta a todos; este es un momento muy difícil para nuestra comunidad y entiendo porque muchos están irritados y furiosos”, dijo. “Yo me siento igual”.

Hace poco más de una semana, los agentes del orden fueron acribillados durante un tiroteo en el motel Siesta Inn, ubicado en el 10327 de la avenida Garvey, en El Monte. Ambos habían respondido a un reporte de apuñalamiento.

Tanto Paredes, de 42 años,  como Santana, de 31, enfrentaron al sospechoso y los asesinó en una habitación del motel donde ocurrieron los disparos; Flores salió corriendo al estacionamiento, continuó la balacera y luego se suicidó. Los oficiales fueron transportados al Centro Médico USC del condado de Los Ángeles, donde ambos fallecieron.

“Todos quisiéramos predecir cuando alguien va a cometer un crimen, pero la realidad es que no es así”, indicó el fiscal, quien añadió que, en el caso de Flores, “sabemos que tenía un historial de uso de drogas y delitos relacionados a su adicción”.

El último delito que involucró a Justin William Flores, de 35 años, lo cometió contra su abuelo a quien le robó un televisor.

“En ese momento estaba drogado”, aseguró Gascón. “Estaba bajo la influencia de las drogas”.

Diana Flores, la esposa del sospechoso, quien se encontraba en la habitación del motel, dijo en una entrevista a CBS2 que trató de advertir a los policías de que Justin estaba armado, cuando arribaron para ayudarla.

Ante la prensa, George Gascón aseguró que Justin William Flores pasó muchos años sin tener contacto con el sistema judicial y en el caso donde él mismo perdió la vida, se le arrestaría porque estaba en posesión de drogas para uso personal y de un arma de fuego.

Flores, un delincuente con un historial de arrestos, recibió un acuerdo de culpabilidad el año pasado que le permitió evitar la prisión, luego de estar en posesión de un arma de fuego.

Como resultado de la declaración de culpabilidad, los cargos de posesión de metanfetamina y de ser un delincuente en posesión de municiones Flores estuvo 20 días en la cárcel y fue colocado en dos años en libertad condicional.

“La resolución en este caso fue apropiada, basados en lo que sabíamos en ese momento”, justificó el fiscal de distrito. “Es importante reconocer que cuando hay crímenes serios, habrá consecuencias serias”.

Se refería a que el sistema de justicia criminal de Los Ángeles, del estado de California y de Estados Unidos, envían a la gente a la cárcel por un largo tiempo, “aunque el sistema judicial no es perfecto”.

“No solamente en Los Ángeles, sino en todo el país tenemos que asegurarnos que seguimos haciendo las cosas que sabemos dan resultados”, indicó.

Puso como ejemplo la asistencia para aquellas personas que están en libertad condicional; quienes reciben servicios de rehabilitación o al 95% de expresos que regresan a prisión.

“Tenemos que proveer servicios a aquellos que sufren de traumas, de problemas mentales o adicciones”, dijo. “Estos son los servicios que sabemos que trabajan y debemos evitar el sobre encarcelamiento y no regresar a los tiempos en que cometimos demasiados errores de encarcelamiento masivo, lo cual no nos ayudó a estar más seguros”.

Por lo tanto, -añadió-, “muchos argumentarían que las políticas del pasado han dado estos resultados”.

Encarcelamiento masivo en California

En efecto, Estados Unidos es el primer país de todo el mundo que más encarcela a su gente (2.2 millones de personas), mientras que China, con una población tres veces superior tiene detrás de las rejas a 1.6 millones de personas y Rusia, a 418,000.

Entre el total de reos en Estados Unidos, el informe de World Prison Brief, un sitio de datos en línea que es manejado por el Instituto de Investigación de Políticas de Justicia y Crimen (ICPR) señala que en California solamente hay 115,000 presos, aunque es superado por Texas, con 154,479. La mayoría de ellos son personas de color: latinos y afroamericanos.

Gascón, quien enfrenta un proceso de destitución, respondió a La Opinión sobre sus detractores al decir primero que se encontraba en la rueda de prensa para explicarle a la comunidad lo que ocurrió la tarde de la tragedia.

“Desafortunadamente estas tragedias suceden muy a menudo en nuestras comunidades; tenemos muchas armas de fuego [en las calles y en los hogares] y no tenemos sistemas apropiados para lidiar con personas que tienen problemas de adicción o de salud mental; desafortunadamente esta tragedia está siendo usada por objetivos políticos”, explicó.

En un correo enviado a Los Angeles Times, Ricardo Santiago, portavoz del fiscal de distrito, George Gascón, dijo que “gerentes experimentados” habían revisado el caso de Flores y determinaron que la oferta dada al autor de los dos asesinatos de los alguaciles era consistente con las ofrecidas por administraciones anteriores.

Santiago también dijo que los fiscales asignados al caso podrían haber desafiado la política de Gascón si hubieran creído que el caso de Flores era “extraordinario”.

La comunidad sigue de luto

Frente al edificio del Centro Cívico de la ciudad de El Monte siguen llegando a diario dolientes para depositar ramos de flores en los diversos altares improvisados en honor de los oficiales Michael Domingo Paredes y Joseph Anthony Santana.

“La tragedia que ocurrió es muy lamentable”, dijo Alfred Canal, quien llegó acompañado de su esposa Candy para ofrecer sus oraciones frente a las fotografías de los oficiales caídos en el cumplimiento de su deber.

“Nadie puede controlar la mente de un criminal, y menos si es un demente”, dijo ella. “

El viernes pasado, durante una rueda de prensa, Olga García, la madre de Santana declaró que las políticas implementadas por el fiscal de distrito fueron la causa de la muerte de su hijo.

“Yo culpo a Gascón de la muerte de mi hijo y su pareja”, dijo García.

Con ella coincidió Héctor Becerra, propietario de una carnicería en Ontario, quien dijo: “La culpa cae en Gascón por sus pólizas sobre los criminales”.

En desacuerdo estuvo Rudy Torres, quien ha vivido en El Monte por una década.

“¿Por qué lo culpan a él? Nadie puede juzgar a nadie por lo que hizo un criminal”, dijo Torres, de origen zacatecano. “Hay mucha gente que ya trae la maldad en la sangre”.

Entre tanto, la colecta de fondos iniciada por Ronald Danison, de la Asociación de Investigación de Oficiales de Paz de California para ayudar a los deudos de los policías asesinados había recabado $328, 078.81 al cierre de esta edición.