La última voluntad de Anne Heche que la mantendría viva

La actriz Anne Heche había estipulado que si le sucedía algo ella deseaba con todo su corazón donar sus órganos y así seguiría viva de alguna forma

Anne Heche | Joe Scarnici/Getty Images for InStyle..
Anne Heche | Joe Scarnici/Getty Images for InStyle..
Foto: Getty Images

Tras darse a conocer la muerte de la actriz estadounidense Anne Heche a los 53 años, justo una semana después que sufriera un aparatoso accidente de auto mientras conducía a gran velocidad por las calles de Los Ángeles después de varios días en coma.

La noticia fue dada a conocer primero por su amiga Nancy Davis en una publicación de Instagram y posteriormente la familia confirmó la muerte cerebral de la actriz. “Hoy perdimos una luz brillante y un alma amable y alegre, una madre cariñosa y una amiga legal“, añadió el representante de la familia de la actriz, que deja dos hijos, de 20 y 13 años.

La actriz de Chicago PD fue declarada “legalmente muerta” al haber perdido todas las funciones cerebrales de acuerdo con la ley de California, sin embargo, su familia ha decidido donar sus órganos, por lo que Anne seguirá viviendo en otras personas.  Fue desde el jueves por la noche cuando la familia de Heche decidió mantener su soporte de vida artificial para poder comenzar con el proceso de donación.

Mediante un comunicado la familia dio a conocer esta decisión: “Durante mucho tiempo ha sido su elección donar sus órganos y se la mantiene con soporte vital para determinar si alguno es viable”, señalaba el comunicado de la familia, lo cual se convierte en una esperanza de vida para alguien más”.

La muerte cerebral que sufrió Heche se debió a las lesiones que tuvo después del accidente automovilístico el pasado 5 de agosto cuando chocó con su Mini Cooper azul contra una casa en la cuadra 1700 de Walgrove Avenue, al oeste de Los Ángeles.

De acuerdo al reporte de la policía, la actriz manejó a exceso de velocidad por lo que salió de la carretera y se impactó contra la vivienda; el accidente provocó que el auto ardiera en llamas, mientras ella se encontraba adentro. Anne fue ingresada al Grossman Burn Center del Hospital West Hills, debido a que presentaba quemaduras que requerían intervención quirúrgica y una lesión pulmonar, por lo que necesitó ventilación mecánica.

El diagnóstico se mantuvo reservado como estable para cambiar a crítico y el jueves se dio a conocer que las lesiones por el incendio y el daño pulmonar habían contribuido al daño cerebral anóxico, lo que significa la privación total de oxígeno a los tejidos del cerebro por falta de flujo sanguíneo, por ello se dijo que no había esperanza de que sobreviviera.

También te puede interesar: