Donald y Melania Trump siguen unidos camino a la Casa Blanca en 2024, según reporte

La exprimera dama Melania Trump no tiene planes de divorciarse del expresidente Trump, según un reciente reporte, y aunque prefiere mantener su vida en privado, no tiene problema con volver a la Casa Blanca si su esposo gana en 2024

El expresidente Donald Trump y la exprimera dama Melania Trump.
El expresidente Donald Trump y la exprimera dama Melania Trump.
Foto: Alexi J. Rosenfeld / Getty Images

“Nunca digas nunca”, fue la respuesta que dio Melania Trump en una entrevista a Fox News cuando se le preguntó si volvería a la Casa Blanca, una expresión que su círculo cercano considera como clara sobre la posición que tiene ante las intenciones del expresidente Donald Trump de competir en 2024.

Según varios testimonios recogidos por el Daily Mail, la exprimera dama retoma su vida con tranquilidad, en medio de los escándalos que enfrenta su esposo y las investigaciones judiciales en curso, pero no tiene ninguna intención de separarse de él.

Me enojo cada vez que leo historias falsas sobre cómo ella y Donald se van a divorciar y cómo llevan vidas separadas”, dijo Toni Holt Kramer, amiga muy cercana a Melania y a su esposo.

Agrega que la exprimera dama prefiere mantener un pefil bajo, porque quiere enfocarse en su familia, principalmente en su hijo Barron.

Sin embargo, Holt Kramer rechaza que Melania “se esté escondiendo.”

“La he visto en el spa. Ella y Donald siempre están en los restaurantes de Mar-a-Lago”, afirma.

Son pocas las apariciones públias de la exprimera dama tras haber dejado la Casa Blanca en 2021. La más reciente ocurrió en Nueva York, para el servicio funerario de Ivana Trump. Desde entonces se le ha visto en ocasiones, tranquila, entrando o saliendo de la Torre Trump, ampliamente vigilada por el Servicio Secreto.

En mayo, según el reporte, la exprimera dama hizo una rara aparición pública en Place of Hope, una agencia de cuidado de crianza en Palm Beach.

Sin embargo, antes de viajar a Nueva York, ella prefiere estar en Mar-a-Lago, donde es común verla nadar en la piscina olímpica, jugar tenis tres veces por semana en las canchas privadas, además de organizar fiestas en el salón de baile y disfrutar el spa.

Incluso cuando ocurrió el operativo del FBI en su residencia en Florida, Melania no tuvo expresiones negativas al respecto; se enfocó en sus actividades diarias y su hijo de 16 años, indica el reporte.

“Si bien muchos especularon que Melania dejaría a su esposo con quien lleva 17 años en el momento en que Marine One, el helicóptero presidencial, partió del jardín delantero de la Casa Blanca al final caótico de su mandato, ese no ha sido el caso”, se apunta.

Melania ha sido siempre celosa de su vida privada y en esta ocasión tiene más motivos para ello.

“La Melania que conozco es dulce, amable, natural, elegante y pone a su familia por encima de todo”, recordó su amiga.