Un día terrible en la historia de la aviación: colisión en el aire dejó más de 150 muertos

Un jet de Pacific Southwest Airlines chocó en el aire con un pequeño Cessna sobre San Diego, matando a 153 personas el 25 de septiembre de 1978. Los restos de los aviones cayeron en un vecindario populoso y causaron grandes daños en tierra.

El combustible de uno de los aviones estalló en una enorme bola de fuego tras el impacto
El combustible de uno de los aviones estalló en una enorme bola de fuego tras el impacto
Foto: NATALIA KOLESNIKOVA / AFP / Getty Images

David Lee Boswell y su instructor, Martin Kazy, estaban en el proceso de una lección de vuelo en un Cessna 172 monomotor en la mañana del 25 de septiembre, practicando aproximaciones en el aeropuerto Lindbergh Field de San Diego. Después de dos pases exitosos, Boswell apuntó el Cessna hacia el aeropuerto Montgomery Field al noreste de San Diego.

Al mismo tiempo, el vuelo 182 de Pacific Southwest se acercaba a San Diego. El avión, un Boeing 727, transportaba a 144 pasajeros y miembros de la tripulación desde Sacramento, después de una escala en Los Ángeles. 

Aunque los controladores de tráfico aéreo en Lindbergh le habían dicho a Boswell que mantuviera el Cessna por debajo de los 3500 pies de altitud mientras volaba hacia el noreste, el Cessna no cumplió y cambió de rumbo sin informar a los controladores.

Los pilotos del vuelo 182 pudieron ver el Cessna claramente a las 9 am, pero pronto lo perdieron de vista y no informaron a los controladores. Mientras tanto, el sistema de alerta de conflicto comenzó a parpadear en el centro de control de tráfico aéreo. Sin embargo, debido a que el sistema de alerta se activaba con tanta frecuencia con falsas alarmas, se ignoró. Los controladores creían que los pilotos del 727 tenían el Cessna a la vista. En un minuto, los aviones chocaron.

El combustible del 727 estalló en una enorme bola de fuego tras el impacto. Un testigo en el terreno informó que vio sus “manzanas y naranjas horneadas en los árboles”. 

Los aviones cayeron en picada directamente en el vecindario North Park de San Diego, destruyeron 22 casas y mataron a siete personas en tierra. Las 144 personas del 727 murieron, así como los dos pilotos del Cessna.

Seguir leyendo: