Genaro García Luna enfrentará a 15 agentes y 6 cooperantes en juicio sobre narco, tras rechazo del juez para retirar cargos

El exsecretario de Seguridad Pública mexicano, Genaro García Luna, tuvo una derrota en el tribunal de Nueva York, luego de que el juez Brian Cogan rechazara retirar cargos en su contra y mantener el avance del juicio a iniciar el 9 de enero del 2023

Genaro García Luna fue secretario de Seguriad Pública del Gobierno de Felipe Calderón.
Genaro García Luna fue secretario de Seguriad Pública del Gobierno de Felipe Calderón.
Foto: ALFREDO ESTRELLA / AFP / Getty Images

NUEVA YORK.- El exsecretario de Seguridad Pública mexicano, Genaro García Luna, se llevó un revés del juez Brian Cogan, quien rechazó la moción de retirarle cuatro cargos criminales, además de revelarse que hay al menos 15 agentes y seis cooperantes que formarían parte del juicio por narcotráfico.

Sin perfilar una postura en específica contra García Luna, quien lideró la llamada “guerra contra el narco” en México por más de 10 años, el juez Cogan establece que un jurado debe determinar si los fiscales demuestran que el exfuncionario mexicano cometió los delitos sobre los que enfrenta acusaciones, luego de revelarse sus posibles nexos con el Cártel de Sinaloa.

El principal argumento de la defensa, liderada por el abogado César de Castro, es que las acusaciones contra su cliente son “extemporáneas”, es decir que la acusación de 2019 contempla hechos de antes del 2014.

La defensa incluso pretendía que se retirara la acusación principal: liderar una organización criminal durante un largo periodo, ya que dicho supuesto “habría expirado”.

Esa acusación y las subsecuentes se establecen como “conspiración”, es decir, los fiscales deben demostrar que las acciones de García Luna y sus socios fueron actos conspirativos.

“Todo lo que el Gobierno debe demostrar es que la conspiración ‘no terminó más de cinco años antes de la presentación de la acusación’”, dice el juez Cogan en su decisión.

Las otras acusaciones también son “conspiración intencional para distribuir cocaína”, “conspiración para distribuir con la intención de distribuir cocaína” y “conspiración para importar cocaína” a los Estados Unidos.

La decisión sobre estos hechos deberá ser tomada por un jurado, dijo el juez Cogan, quien mencionó la posibilidad de que García Luna pueda impugnar el cargo cuatro (conspiración para importar cocaína), si es que logra demostrar que dejó la “conspiración” antes de diciembre de 2014.

“El Sr. García Luna afirma que se retiró de la Conspiración cuando renunció al servicio público en 2012 y se mudó a Miami”, dice el documento judicial. “Puede haber numerosas razones por las que el Sr. Garcia Luna renunció al servicio público, pero no son inequívocamente atribuibles a la retirada de la Conspiración”.

Otro de los argumentos de la defensa del exsecretario del Gobierno de Felipe Calderón y exfuncionario federal de Vicente Fox, es que García Luna le mintió al FBI y a la oficina de Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) en la solicitud para su naturalización. El juez no se inclina hacia un lado u otro y reta a los fiscales federales demostrar que esa acción tuvo una conexión directa con los otros delitos de conspiración.

“El Gobierno responde que mentirle al FBI y en una solicitud de naturalización constituyó actos en apoyo de la Conspiración. Los argumentos de ambas partes parten de una premisa falsa”, dice el juez.

Las pruebas y testigos

El 9 de enero del 2023 está marcada como fecha de inicio del juicio a García Luna en la Corte de Distrito Este con sede en Brooklyn, Nueva York.

Los fiscales han acumulado miles de documentos de pruebas, incluida información de gobiernos de México, Colombia, Panamá, República Dominicana, entre otros, así como información de testigos, incluso audios y videos sobre el “mini cártel” que operaba en el Gobierno mexicano, según se reveló.

La defensa acusó a los fiscales de no entregar las pruebas, pero el juez Cogan señala que eso ha sido respondido por los fiscales, quienes han pedido también algunas protecciones sobre información, a fin de no poner en riesgo a los testigos.

“El Gobierno responde que ya le ha proporcionado a la defensa ‘un volumen extraordinario de material temprano… incluidos 15 testigos de las fuerzas del orden y seis posibles testigos colaboradores”, indica el juez.

Los fiscales también han pedido ciertas medidas de seguridad para los posibles miembros del jurado y han propuesto una lista de 79 preguntas para elegir al panel.