Tips y consejos de mantenimiento para vehículos clásicos

Si cuentas con un modelo de vehículo clásico, atento a estos consejos para realizar un mantenimiento adecuado

Cuida tu auto clásico como se debe. Conoce los mejores consejos para hacerlo de forma correcta
Cuida tu auto clásico como se debe. Conoce los mejores consejos para hacerlo de forma correcta
Foto: Shutterstock

Por lo general, adquirir autos clásicos debe hacerse recurriendo a un comprador privado, pues los concesionarios no suelen tener modelos tan viejos, dado que la elegancia y clase de este tipo de vehículos, se encuentra ligada de forma estrecha al tiempo que tienen en el mercado.

Ahora, una de las fórmulas para mantener estos coches en perfecto estado es realizar un correcto mantenimiento, dado que aunque parezca extraño, no es lo mismo cuidar de un modelo clásico a hacer lo propio con uno nuevo.

Los vehículos más viejos requieren de cuidados especiales que no se requieren con modelos actuales, todo esto con el objetivo preservar sus piezas de la mejor forma posible, evitar corrosión y por supuesto, mantener el valor económico y emocional.

Ante ello, conoce los mejores consejos para realizar un mantenimiento adecuado a estos coches especiales para muchos propietarios.

Mantenimiento de vehículos clásicos

Lo primero que debes hacer es mantenerlo en movimiento. Puede que seas amante de tener el auto en perfecta condiciones a modo de exhibición, sin embargo, es necesario sacarlo a la calle de vez en cuando. Al menos, se recomiendo conducirlos una vez al mes.

Un gran problema de los autos clásicos es que no son manejados, ocasionando fugas tras roturas de piezas sellos y componentes de goma como consecuencia de la inactividad.

También, debes estar atento a los líquidos. Probablemente este sea el consejo más valioso, pues tanto aceite de motor, líquido de frenos o agua se encargan de mantener las piezas del auto en óptimas condiciones de funcionamiento.

Cuidar los frenos también es de extrema importante, más allá de lo clásico, la seguridad es primero. Recuerda que ocasionalmente deberás conducir el auto, por ello, el sistema de frenado debe estar en perfecto estado para evitar accidentes o tragedias. Recuerda reemplazar el líquido de freno, al menos, una vez por año.

Otros consejos más prácticos, sencillos pero importantes se basan en la limpieza regular, tratar el óxido tan pronto como lo notes para evitar detalles estéticos y luego en piezas, usar cera para que la carrocería luzca excelente y sobre todo, guardarlo de forma adecuada y segura.

También te puede interesar

Cómo saber cuando tu auto necesita un cambio de aceite
En qué situaciones debes usar la bocina del auto y cuándo no
Cómo saber si un auto usado no ha sido reparado correctamente
Cambio de aceite tardío: consecuencias de esperar demasiado tiempo para hacerlo