El poder político en México que han ganado los migrantes

La propuesta de reforma política de Andrés Manuel López Obrador se presentó en abril pasado con la promesa de instaurar “una democracia limpia y que nunca más haya fraudes”

Migrantes buscan más participación en elecciones en México.
Migrantes buscan más participación en elecciones en México.
Foto: Agencia Reforma

MEXICO.- La propuesta de reforma política y electoral del presidente Andrés Manuel López Obrador no contempla ningún cambio a las condiciones voto de los mexicanos en el extranjero. Quienes buscan mejorías en el sufragio exterior —como el derecho a ser votado en diversos puestos de elección popular a pesar de radicar fuera del país o garantizar escaños en el congreso—, son los mismos migrantes.

El presidente no ofrece nada para este grupo en su iniciativa que se discute actualmente en el congreso”, observó Daniel Tatcher, académico y analista del voto exterior desde la Universidad Autónoma de la Ciudad de México.

La propuesta de reforma política de López Obrador se presentó en abril pasado con la promesa de instaurar “una democracia limpia y que nunca más haya fraudes” y se debate en este periodo legislativo.

Contempla que el Instituto Nacional Electoral cambie de nombre a Instituto Nacional de Elecciones y Consultas, que disminuya de 11 a siete consejeros, que se elimine el financiamiento a partidos políticos para actividades ordinarias así como la desaparición de legisladores plurinominales. También busca “abaratar el costo de la democracia” y lograr ahorros por más de 20,000 millones.

Sin embargo, no ha caído muy bien en toda la población. La oposición a esta reforma, encabezada por el consejero presidente del INE Lorenzo Córdova, ha acusado al presidente de pretender regresar el control de las elecciones al poder Ejecutivo (como hasta los años 90 del siglo pasado) y quitar la calidad de institución ciudadana al INE.

La iniciativa de AMLO no lo establece y el presidente lo ha aclarado, pero el temor popular prevalece.

La propuesta de cambios que hace el presidente  ha provocado movilizaciones en contra, como la realizada el pasado 13 de noviembre bajo el lema “El INE no se toca”; en respuesta, el mandatario convocó a otra marcha para el próximo domingo en apoyo a los “cuatro años de transformación del país”.

Esta discusión ha traspasado las fronteras en acalorados debates como ocurrió en Los Ángeles el mismo domingo de la marcha antireforma electoral, pero la batalla a favor del voto en el extranjero en realidad se libra hoy por hoy exclusivamente con los diputados migrantes que llegaron a la Cámara de Diputados recientemente,  después de que organizaciones de mexicanos en EU demandaron ante tribunales su derecho a una curul.

Fue en las elecciones de 2021 y finalmente el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación  falló a favor de los migrantes por considerar que excluirlos de una representación en el legislativo violaba sus derechos políticos. Así obligó a los partidos políticos a poner sus nombres en las listas de plurinominales bajo el concepto de “grupos vulnerables”, junto con indígenas, discapacitados y la comunidad lésbico gay.

Finalmente quedaron ocho legisladores migrantes. A través de ellos se han presentado en  la Cámara de Diputados 15 iniciativas para mejorar las condiciones del voto de los mexicanos en el exterior, entre otras, la legisladora Elvia Torres, ha propuesto una sexta circunscripción (que EU se considere un territorio electoral más) o aquella de María Elena Serrano para garantizar su presencia en las listas nominales sin necesidad de demandar en el TEPJF.

Todo esto es a nivel federal porque en los congresos estatales es responsabilidad de cada uno en esos estados.

Larga batalla

“Nos han dado los derechos políticos a cuentagotas, más a fuerza que de ganas, y siempre con muchas trabas”, resumió Primitivo Rodríguez, uno de los activistas por los derechos políticos de los mexicanos desde los años 90.

Para lograr que a los mexicanos en el exterior se les permitiera votar para presidente de la República, fue necesario que entre 1998 al mes de enero del 2005 se presentaran ante el Congreso de la Unión un total de 17 iniciativas de ley.

Cuando se autorizó finalmente en 2005, las condiciones se establecieron con tal número de impedimentos que la votación concluyó un año después con apenas 19,016. Entre otras cosas se les solicitaba una credencial para votar vigente, aún cuando la mayoría de los migrantes tenían mucho tiempo fuera y sus documentos habían vencido.

Como la mayoría de éstos se encontraba en Estados Unidos indocumentado, no podían regresar a México para tramitarla y, quienes la tenían, debían solicitar y hacer la  votación vía postal en interminables papelerías burocráticas.

Fue hasta una década después, en 2016, cuando se permitió a los consulados poder emitir la credencial del INE en el extranjero y todavía en 2018 el voto electrónico asomaba lejano “por no haber condiciones de seguridad”, dijo Lorenzo Córdova en su momento.

O sea, en 20 años no se logró un sistema electrónico confiable.

Con todo en contra, los migrantes han persistido y han tenido que lidiar incluso contra su propia apatía: la participación no ha sido masiva y en algunas ocasiones casi nula “Lo cierto es que por parte del desinterés es porque al voto exterior le ponen más trabas”, precisó Primitivo Rodríguez.

Pero los derechos políticos se ha ganado poco a poco. Entre unas y otras, actualmente se permite votar para gobernador en 22 de los 32 estados del país y cada vez con mejores condiciones. En días pasados, el INE aprobó que, para los comicios en el Estado de México y Coahuila de 2023 los migrantes puedan participar aun cuando sus credenciales de votar estén vencidas.

Un total de 381, 864 credenciales para votar de residentes en el Estado de México y Coahuila perderán vigencia el 31 de diciembre próximo. Según la información divulgada por la Comisión Nacional de Vigilancia, 9, 045 coahuilenses en el extranjero están avalados para votar, de un padrón de 21,987, mientras que los mexiquenses son 22, 151, de un padrón de 55,715 inscritos.

La organización Fuerza Migrante, con epicentro en Nueva York, considera que el padrón podría ser mucho mayor. No solo en el Estado de México y otros estados, sino a nivel federal si los mexicanos en el exterior no tuvieran que inscribirse una y otra vez en cada elección. “Eso no ocurre aquí”, detalla el académico Tatcher. “Aquí se inscriben una sola vez y ya, pero, para los mexicanos de afuera siempre es más complicado y les piden que en cada elección se inscriban y el resultado ha sido una baja participación”.

Más allá de votar, el siguiente paso por el avance democrático es la pelea para poder ser votados en diversos cargos populares, ya no solo en la Cámara de Diputados, sino en el Senado, en los congresos locales, alcaldías…

Tiempo al tiempo, apuestan. Como en los últimas cuatro décadas.

Te puede interesar:
VIDEO: AMLO celebra con marcha multitudinaria “4 años de Transformación”
AMLO anuncia plan B en caso de que el Congreso mexicano no apruebe su propuesta de reforma electoral
AMLO encabezará marcha en defensa de reforma electoral y por su cuarto informe de Gobierno