Steny Hoyer, exlíder de la mayoría de la Cámara, fue desalojado de su oficina en el Capitolio

El demócrata de 84 años sufrió la misma suerte que Nancy Pelosi quien no da crédito a la medida implementada por los republicanos

Steny Hoyer, exlíder de la mayoría de la Cámara

Patrick McHenry no tuvo reparo en pedirle a Steny Hoyer que entregara la oficina secreta que le habían asignado en el Capitolio. Crédito: JIM WATSON | AFP / Getty Images

Luego de la destitución de Kevin McCarthy como presidente de la Cámara de Representantes, Steny Hoyer, quien se desempeñó como líder de la mayoría de la Cámara y es uno de los miembros de mayor rango del Congreso, también fue desalojado de la oficina escondida que tenía en el edificio del Capitolio de la misma manera que Nancy Pelosi, exlíder demócrata.

Cabe señalar que las oficinas escondidas en el recinto legislativo son espacios no oficiales a los cuales solo se les identifica por un número de habitación.

Aunque dichos espacios suelen destinarse a los senadores, se dan casos en que también son asignados a algunos miembros de mayor rango de la Cámara. Sin embargo, sólo los políticos de mayor rango en el reciento conocen a quienes se les asignen los espacios citados.

De hecho, el tamaño y la ubicación de este tipo de oficinas varía, pues mientras algunas son pequeñas y sin ventanas ubicadas en el sótano con un área demasiado limitada donde sólo cabe un escritorio y un par de sillones; otras son amplias con techos altos, ventanas y decoraciones más ostentosas.

En el caso de Nancy Pelosi y Steny Hoyer no se especifica que tipo de oficina que ocupaban, pero eso ya es cosa del pasado, pues sus pertenencias ya fueron retiradas por órdenes de Patrick McHenry, presidente interino de la Cámara de Representantes, quien una vez asumido su rol temporal mandó a casa a los senadores hasta la otra semana cuando se someterá a votación a los candidatos que surjan para ocupar de manera permanente la presidencia.

Patrick McHenry y Nancy Pelosi perdieron otro de sus privilegios que tenían. (Tasos Katopodis/Getty Images)

Sobre el desalojo de que fueron objeto, Pelosi calificó la acción como una medida descortés que va en contra de la tradición en el Senado.

Este desalojo es una marcada desviación de la tradición. Como presidenta, le di al expresidente Hastert un conjunto de oficinas significativamente más grande durante el tiempo que quisiera. El espacio de oficina no me importa, pero parece ser importante para ellos. Ahora que el nuevo liderazgo republicano ha resuelto esto, esperemos que se pongan a trabajar en lo que es realmente importante para el pueblo estadounidense”, indicó.

Hasta el momento, no se han dado a conocer los motivos del desalojo que sufrieron los demócratas expulsados horas después del nombramiento de McHenry.

Sigue leyendo:

En esta nota

Capitolio de Estados Unidos Senado de EEUU

Suscribite al boletín de Política

Recibe gratis las noticias de política e inmigración diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain