George Santos exige más tiempo para negociar un acuerdo de culpabilidad sobre los cargos en su contra

George Santos, exrepresentante expulsado de la Cámara acusado de 23 delitos, exige más tiempo para negociar un acuerdo de culpabilidad con la fiscalía de Nueva York

George Santos, exrepresentante republicano

En caso de no sellar un acuerdo de culpabilidad, George Santos corre el riesgo de terminar en la cárcel si se le comprueban los delitos que se le imputan. Crédito: Chip Somodevilla | Getty Images

El primer republicano en sumarse a la lista negra de los ahora ya seis representantes expulsados en la historia de la Cámara se enfrenta 23 acusaciones por delitos graves y aunque se proyecta que vaya a juicio en agosto, pretende llegar a un acuerdo de culpabilidad para evitarlo.

De acuerdo con el fiscal federal para el Distrito Este de Nueva York, sobre la espalda del republicano de 35 años figuran varias acusaciones de las cuales destacan: dos cargos de fraude electrónico, un par más por hacer declaraciones falsas a la Comisión Federal Electoral (FEC), otros cargos relacionados con falsificación de registros presentados a la FEC, dos cargos más por robo de identidad y uno ligado a fraude de dispositivos de acceso.

Sin embargo, el exrepresentante por New York se ha declarado no culpable de todas las acusaciones.

Durante una comparecencia en un tribunal federal con sede en la “Urbe Hierro”, a George Santos se le informó sobre el estatus en que se encuentra su caso a siete meses de ser juzgado.

Al respecto, Joanna Seybert, jueza federal de distrito, señaló que el cronograma todavía permite que los abogados del político republicano y la fiscalía establezcan un acuerdo de culpabilidad.

“Están haciendo grandes progresos en cuanto a preparar el caso para el juicio”, señaló la magistrada.

Lejos de evidenciar preocupación, a Santos se le vio de buen ánimo incluso para acceder a tomarse algunas fotografías con algunos de sus simpatizantes luego de sostener un encuentro con algunos representantes de los medios informativos presentes en el tribunal.

George Santos no muestra preocupación alguna por su situación legal y hasta se da tiempo para posar con quienes se lo piden. (Crédito: Chip Somodevilla / Getty Images)

El controversial personaje reconoció que extraña trabajar en el Congreso, pero se negó a ofrecer detalles de las actividades que realiza desde que fue expulsado de la Cámara.

“Por supuesto que sí. Trabajé muy duro para llegar allí. No quiero informar nada más al respecto”, comentó.

Al ser cuestionado sobre las elecciones especiales que tendrán lugar el 13 de febrero, donde se definirá quién será el político que ocupe su asiento ganado en noviembre de 2022, Santos se limitó a expresar: “No voto por los demócratas”.

Los republicanos presentaron a Mazi Melesa Pilip como su candidata. La etíope-israelí tiene 45 años, es madre de siete hijos, profesa la religión judía y en su momento fue soldado del ejército israelí.

Mientras tanto, Tom Suozzi quien, durante tres mandatos, había representado al tercer distrito de New York, será quien represente a los demócratas en los comicios.

El abogado de 61 años previamente ya había anunciado su deseo de competir por el escaño vacante incluso antes de que Santos fuera expulsado de la Cámara.

Sigue leyendo:

George Santos fue contratado para grabarle un “video de aliento” al polémico senador Bob Menéndez

George Santos, republicano expulsado de la Cámara, negocia un acuerdo para evitar ir a prisión

* ¿Quiénes son los candidatos que podrían reemplazar al exrepresentante George Santos en la Cámara?

En esta nota

George Santos Partido Republicano

Suscribite al boletín de Política

Recibe gratis las noticias de política e inmigración diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain