Los inmigrantes en el debate presidencial

Hasta el momento, hemos escuchado solamente insultos hacia los inmigrantes

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook
Los inmigrantes en el debate presidencial
Un grupo de inmigrantes indocumentados protestaron contra la visita de Donald Trump a México afuera del edificio del Registro de Votantes en Norwalk.
Foto: Aurelia Ventur / La Opinión

A Isabel, Olga, Luis, y Griselda no les interesa escuchar más insultos o discutir el tema de correos electrónicos borrados. A ellos les interesa vivir en un país en donde los inmigrantes son respetados y valorados, no criminalizados y definitivamente no ignorados.

Estos cuatro miembros de la comunidad son inmigrantes indocumentados con hijos e hijas nacidos en EEUU que votarán el 8 de noviembre.

Por eso es que millones de familias con estado migratorio mixto estarán viendo el último debate entre la Secretaria Clinton y Donald Trump. Así mismo, ellos estarán influenciando a otros a votar por la persona que ellos creen responderá a las necesidades de estas familias.

El tema migratorio no ha sido discutido de manera seria en los primeros dos debates. Aparte de la retórica brutal en contra de los inmigrantes por parte de Trump, la opción por una reforma migratoria con vía a la ciudadanía no ha sido discutida ampliamente. La Comisión de Debates Presidenciales anunció la semana pasada que el tema finalmente será discutido en el tercer y último debate.

La inmigración es un tema integral para Estados Unidos y de importancia para todos al igual que la salud, seguridad nacional, la educación, y la economía.

Los latinos somos el 17.6 por ciento de la población en EEUU. Por lo menos 11 millones de inmigrantes indocumentados trabajan y viven en este país. De éstos, más del 66% de los adultos han vivido en el país por 10 años o más. Se estima que por lo menos 5.1 millones de niños estadounidense cuentan con un padre que es indocumentado.

Cuando hablamos del tema migratorio, estamos hablando de la esencia de este país, no de un tema marginal.

Hasta el momento, hemos escuchado solamente insultos hacia los inmigrantes. La retórica negativa no ha permitido que se presenten opciones para mejorar las leyes migratorias y adaptarlas a las necesidades del siglo 21.

Cuando el tema migratorio se presente el 19 de octubre, la pregunta para el próximo presidente de Estados Unidos debería ser: continuará con el mismo sistema, perseguirá a millones de familias y las deportará, o presentará un plan serio y específico para elevar la humanidad sobre cuotas, familias sobre muros, y las contribuciones de los inmigrantes sobre la demonización de todos los que hacemos de este país la gran nación en que ha convertido?

Seguir expandiendo la retórica negativa de alzar muros en la frontera sería una ofensa y no ayudaría de forma alguna al pueblo estadounidense a avanzar en la busca de soluciones en este tema.

Esperamos que en el próximo debate, los candidatos reduzcan los ataques el uno contra el otro y se enfoquen en un diálogo informativo sobre la inmigración. Urgimos a los dos candidatos a honrar la historia de inmigración de este país, ofrecer soluciones que nos ayuden unidos a avanzar una agenda migratoria justa y humana, y detener los insultos y abusos en contra de los inmigrantes.

Las familias y los seres queridos de Isabel, Olga, Luis, y Griselda estarán viendo el debate muy de cerca y votando.


Angélica Salas es la directora ejecutiva de CHIRLA

Te recomendamos