Las camisetas ‘retro’, una moda a la alza en todo el mundo

¿Por qué los equipos apuestan por esta tendencia y cuál es el club que más vende?

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

Franja cruzada, como la de su clásico rival, para homenajear una de las primeras camisetas de la historia del club. River pintó la suya de violeta, recordando una indumentaria especial que vistió de casualidad en un par de ocasiones durante la década del ’70. Racing le puso botones y le cambió el escudo, imitando el modelo con el que brilló durante el amateurismo.

No, todos estos modelos de camisetas no se vieron mucho tiempo atrás, sino que salieron a la venta en los últimos años. Esta última década, sobre todo, los clubes más grandes del fútbol argentino se subieron a la moda de las camisetas retro, una movida que le permitió vender a los patrocinantes deportivos indumentaria adicional a la ropa oficial de cada temporada y emocionar a los hinchas con recuerdos de los años más gloriosos del club.

Es un moda en crecimiento, no hay duda. Y que hasta comenzó a evolucionar. Los millonarios, por ejemplo, sacaron estos años modelos especiales que no recuerdan camisetas, sino hechos importantes de la historia. Como fue la remera naranja que conmemoraba el gol del Beto Alonso ante Boca con una pelota, justamente, de ese color. O como sucedió recientemente, que lanzaron una camiseta negra con una banda igual a la utilizó muchos años atrás Ángel Labruna en su corbata. Todo vale por el sentimiento.

¿Y por el negocio? También. Si no, las marcas no alentarían estas campañas. “Creemos que es un muy buen recurso para fomentar en los hinchas el sentido de pertenencia por el club de sus amores y de sus colores, y obviamente para las marcas en poder ofrecer una camiseta histórica, fuera de las camisetas tradicionales”, explican desde la marca Topper a LA NACIÓN.

En 2015, la Academia sacó a la venta ese modelo que rememoraba el amateurismo. Confeccionaron 12 mil camisetas, pero se agotaron en menos de un semana. Antes, el club de Avellaneda había hecho una edición de la camiseta de campeón del 2001, que también se agotó en pocas horas. “Fue un éxito rotundo, no solo desde lo comercial sino porque los hinchas les gusta mucho volver a sus orígenes y tener una de las primeras camisetas del club, pero con tecnología actual. Además del éxito del video del lanzamiento de la camiseta que se viralizó en las redes sociales sobre la historia de Racing“, aseguran desde la marca.

Pero vale marcar la diferencia entre remeras retro y las viejas. Pablo Aro Geraldes es un periodista deportivo de 46 años. Hace poco menos de 30 años colecciona camisetas de fútbol y cuenta que las denominadas retro son remeras de la actualidad hecha en base a modelos antiguos. “Yo no tengo camisetas retro, tengo camisetas viejas, que no es lo mismo”, explica.

“Empecé a guardar remeras de fútbol en la Eurocopa de b. Desde entonces, guardo y busco camisetas de todas partes. Empecé queriendo tener las de todos los países de América, después busqué tener todas las de los seleccionados de Europa. Y ahora quiero tener la de los 211 países que integran la FIFA“, explica. Y añade: “Me faltan dos, la de Islas Vírgenes del Caribe y Azerbaijan“.

Su pasión por las camisetas se traduce en más de 400 ejemplares distribuidos en bolsas y cajas en su pequeño departamento. “La mayor parte de mi colección la tengo en la baulera”. La camiseta más insólita es una de Turkenistan. “No existe merchandising allí, así que fue una de las que más me costó conseguir. Me contacté con una persona de ese país y fue difícil hacerle llegar el dinero”. Sin embargo, las que más valora son la de los países que no están en la FIFA. “A la de Estados Federados de Micronesia, la del Vaticano y la de Tuvalu les tengo mucho cariño”, concluye.

Este “boom” abre nuevos negocios, también. “Lo retro apunta a la tradición y a la pertenencia, es una conexión con los orígenes, una forma de mantener viva la historia de cada club. Yo creo que al hincha eso le despierta el orgullo, la conjunción con un colectivo determinado. En ningún lugar del mundo se vive el fútbol con la pasión que la vive un argentino y la para nosotros los colores y la camiseta son sagrados. Bajo esa premisa nos movemos”, reconoce Sebastián, creador de Centro Atrás, que desde hace algunos años elabora camisetas retro a pedido para equipos de fútbol amateurs, coleccionistas o incluso para clubes. Creó la marca después de “enamorarse” de un diseño retro de Botafogo, en Brasil.

En estos últimos meses aumentó la demanda y hay un club que monopoliza el mercado. Y no es ni Boca ni River. “Nos piden de todo y de lo más extraño, desde equipos europeos hasta camisetas de selecciones de los años ’30, pero entre los equipos de acá el que mas vende es San Lorenzo, lo cual nos llevó a sacar una línea exclusiva de productos para este club”.

El caso México

En México la tendencia también está a la alza gracias a los clubes con más raigambre como América o las Chivas Rayadas de Guadalajara, así como con la mismísima selección mexicana que después de muchas pruebas recurrió a un diseño sobrio que recuerda al usado por el ‘Tri‘ en el Mundial de México 86.

Te recomendamos