Mónica Puig pone punto final al 2016 y piensa realmente en grande para el siguiente año

La tenista boricua decidió ponerle punto final a su participación en torneos hasta enero y va por el Grand Slam en el 2017

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook
Mónica Puig pone punto final al 2016 y piensa realmente en grande para el siguiente año
La boricua Mónica Puig se pone metas más exigentes para el 2017.
Foto: Getty Images

Aunque el año 2016 fue uno lleno de sueños vividos y metas cumplidas, para la tenista puertorriqueña Mónica Puig Marchán, el 2017 tiene un norte definido para su carrera: ganar su primer Grand Slam.

La medallista olímpica de Río 2016, quien viajó a la Isla para cumplir compromisos con uno de sus auspiciadores, conversó con este medio y dejó bien claro que su trabajo, entrenamiento y enfoque para el siguiente ciclo en su carrera será obtener la victoria en un circuito internacional.

Para el 2017 espero seguir subiendo en el ranking mundial y competir para ganar mi primer Grand Slam de la WTA (Asociación de Tenis Femenino)”, declaró la puertorriqueña mientras se encontraba en Carolina filmando un comercial para la marca Chrysler.

Pero como no todo puede ser trabajo, Mónica decidió ponerle punto final a su participación en torneos hasta enero, cuando estará con raqueta en mano en el Abierto Brisbane International, en Australia.

La atleta profesional afirmó que estos meses fuera de las competencias le ayudarán a establecer lo que quiere para el próximo año y, por supuesto, a seguir desarrollándose junto a su entrenador, Juan Ignacio Todero.

Luego de caer derrotada ante la montenegrina Danka Kovinic en el Abierto de Tianjin, la actual número 33 del mundo en el escalafón de la WTA finalizó así su calendario por este año, donde su máximo premio fue la medalla de oro histórica en sencillos en las Olimpiadas Río de Janeiro. Allí, la nuestra se creció, derrotando en la final a la alemana Angelique Kerber.

La participación de Mónica en Río, además de regalarle a su país la medalla de oro, le dio la oportunidad de crear lazos de hermandad con los otros atletas que representaron a Puerto Rico el pasado mes de agosto.

“Durante la estadía en la Villa Olímpica nos formamos como una familia. Veíamos televisión juntos, comíamos juntos, nos reíamos juntos”, definió la tenista sobre su relación con el resto de la delegación boricua.

Puig viajaría hoy mismo de vuelta a su hogar en Boca Ratón, Florida. Sobre la Navidad, la joven expresó que no estará en la Isla.

Te recomendamos