Autor recibe su ‘último premio’

José Emilio Pacheco bromeó así al aceptar el Alfonso Reyes 2011

MÉXICO, D.F. (EFE).- El poeta mexicano José Emilio Pacheco, de 72 años, galardonado el jueve en Ciudad de México con el Premio Alfonso Reyes 2011, dijo que le parece increíble que a su edad aún le falte tanto por hacer y aprender.

“No se imaginan lo que me falta [por aprender] y lo que siento que ya no voy a alcanzar hacer”, subrayó el poeta en declaraciones previas a la entrega del premio que le otorgó el Colegio de México (Colmex) como reconocimiento a su trayectoria literaria.

“Uno nunca aprende, siempre hace las cosas por primera vez. Uno dice ‘yo ya sé escribir’, luego se sienta y es como la primera vez que se enfrenta a un texto”, añadió y definió su trayectoria como “una tentativa”.

En cuanto al galardón que recibió, el poeta dijo que “es un inmenso honor y una gran recompensa por venir del Colmex”, y algo que ya no esperaba, por lo que le pareció “doblemente grato y satisfactorio”.

José Emilio Pacheco (Ciudad de México, 1939), es una figura destacada de las letras iberoamericanas y ha sido condecorado, entre otros muchos galardones, con el Premio Cervantes 2009.

“Pero creo que este [el Alfonso Reyes], es el último premio”, bromeó Pacheco.

El presidente del Colmex, Javier Garciadiego, fue el encargado de hacer entrega del galardón a Pacheco.

En el acto, el poeta leyó la conferencia magistral Las batallas en el desierto a 30 años de distancia.

El jurado reconoció por unanimidad la trayectoria humanística del narrador, poeta, ensayista y traductor mexicano.

El galardón fue instaurado el año pasado en el marco del LXX Aniversario del Colmex en recuerdo de su fundador, Alfonso Reyes, y para honrar la trayectoria de aquellos que hayan contribuido de manera relevante al conocimiento y la difusión de las humanidades.

Sobre la figura de Reyes, Pacheco dijo que “significa mucho” siempre que se tenga la voluntad de acercarse a leerlo.

“Lo que considero un mérito mayor de Reyes fue que encontrara un tono propiamente mexicano para la prosa en lengua española, porque antes de Reyes se consideraba que escribir bien era escribir como se escribe en Madrid”, señaló.

Entre las obras de Pacheco destacan la novela El principio del placer y los libros de poesía Los elementos de la noche y El reposo del fuego, entre otros.

De sus proyectos no quiso hablar, pues dijo tener la absoluta certeza de que cuando habla de lo que aún no ha terminado, o no lo acaba o resulta una decepción.

Uno de los miembros del jurado, Luz Elena Gutiérrez de Velasco, comentó que de los siete candidatos que optaban al premio, Pacheco es plenamente merecedor “por su narrativa, por la profundidad de su condición humana y por encontrarse tan cerca a los ideales y la obra de Alfonso Reyes”, aunque esto último no es condición necesaria.

“Este premio nos enriquece y nos transmuta en seres más íntegros porque nos aproximamos a la honestidad del escritor”, señaló Gutiérrez de Velasco.

“Pacheco nos transmitió su urgencia por fomentar una vida de cultura y no de violencia en México, y el vislumbre de un futuro menos aciago a pesar de los negros augurios que nos circundan”, añadió la miembro del jurado.

Sobre la violencia que vive el país, el galardonado dijo que “cada día es peor, un baño de sangre, una fosa común”.

“No me explico la nueva crueldad; por qué torturar y decapitar a una persona, eso es terrible”, comentó.

En la anterior y primera edición del Premio Alfonso Reyes, en 2010, el galardón recayó en el filósofo Luis Villoro.

Esta condecoración se auspicia por el Fondo Patrimonial del Colegio de México.