Primer paso del largo camino a Brasil

Inicia eliminatoria mundialista con Uruguay recibiendo a Bolivia, Ecuador a Venezuela y Perú a Paraguay

MONTEVIDEO, Uruguay (AP).- Con toda la potencia goleadora aparentemente a punto, Uruguay enfrenta hoy a una Bolivia ansiosa por mejorar su desempeño en la primera fecha de las eliminatorias rumbo al Mundial Brasil 2014.

Luego de tenerlos en duda por molestias físicas, parece que el técnico uruguayo Óscar W. Tabárez contará con sus delanteros Edinson Cavani y Luis Suárez, junto a Diego Forlán, en el ataque celeste.

Uruguay llega en un excelente momento: ganó en julio la Copa América y terminó cuarto en el Mundial 2010; Bolivia fue eliminada en la fase de grupos de la Copa América.

Bolivia sólo ha ido al Mundial 1994, y su técnico Gustavo Quinteros, miembro de aquel plantel, quiere repetir la hazaña.

“Tengo la intención de repetir lo que hice como jugador”, comentó el argentino naturalizado boliviano.

Quinteros aseguró: “Ningún equipo es perfecto. Por más bueno que sea, siempre tiene sus debilidades. Estoy viendo todos los partidos de Uruguay, los de la Copa América y los del Mundial. Estamos viendo cuál es el lugar donde tiene más falencias”, dijo en una entrevista con el diario El País de Montevideo.

“Nuestro equipo mantiene un orden y una disciplina táctica que nos permitió sacar buenos resultados contra rivales fuertes”, agregó.

En las eliminatorias de cara al Mundial sudafricano, los charrúas vencieron 5-0 a Bolivia en Montevideo.

Tabárez no se fía de la supuesta superioridad de sus astros y advirtió: “Un partido de futbol no es un desfile de modas”.

El defensa Diego Godín resumió el posible desarrollo del encuentro: “Bolivia va a venir a hacer su negocio. Me imagino un partido cerrado, duro, peleado. Va a ser difícil encontrar el primer gol”.

Desde ayer, el plantel de Tabárez quedó concentrado en el complejo deportivo “Uruguay-Celeste”, donde está ultimando sus entrenamientos y el seguimiento estricto por parte de los médicos de los jugadores que llegaron lesionados como Cavani y Suárez.

Si alguno de estos dos no puede estar desde el vamos, en la banca Tabárez cuenta con la “joya” Abel Hernández, delantero del Palermo.

El encuentro se disputará en el Estadio Centenario, en una jornada para la que se pronostica lluvia.

Ecuador hará uso de todo su potencial ofensivo cuando reciba hoy en Quito a una Venezuela que arranca una eliminatoria mundialista con aspiraciones legítimas de lograr una inédita clasificación.

En los entrenamientos de Ecuador, el técnico colombiano Reinaldo Rueda ha reunido a un tridente ofensivo que tiene la peculiaridad de que todos juegan en México: Cristian Benítez (América), Jaime Ayoví (Pachuca) y Cristian Suárez (Santos Laguna).

“Estamos conscientes de que [es necesario] hacer goles y estamos mentalizados para eso… lo que quiero es marcar y espero hacerlo ante Venezuela”, dijo Benítez, máximo cañonero del futbol mexicano en el 2010, aunque no ha mostrado tal cualidad cuando ha jugado para la selección.

Pero Ecuador debe tener presente el recuerdo del inicio de la pasada eliminatoria, la de Sudáfrica 2010, en la que Venezuela llegó a Quito y se fue con un inesperado triunfo 1-0 del Estadio Atahualpa.

Además, la vinotinto venció por el mismo marcador a los ecuatorianos en la primera ronda de la Copa América, el pasado julio, torneo en el que Venezuela fue la revelación al conseguir el cuarto lugar.

Rumbo a Brasil 2014, el objetivo es dejar de ser el único equipo de Sudamérica que no ha ido a un Mundial.

Los venezolanos se han preparado al máximo para encarar el desafío de jugar en la altura de Quito, de 2,850 metros sobre el nivel del mar.

En su afán de lograr su primera clasificación a un Mundial, los venezolanos entrenaron en la localidad de Mucuchíes, situada sobre 2,300 metros, y arribaron a Ecuador con cinco días de anticipación.

El hermetismo ha marcado la estadía del seleccionado vinotinto. En los primeros días se encerró en el complejo deportivo del Club Liga de Quito, en las afueras de la ciudad, y ayer se refugió en un hotel del norte capitalino.

El técnico César Farías, en la única aproximación a los medios de comunicación, advirtió: “Nosotros no venimos a regalar los puntos. Si ganamos el partido lo haremos con mucha pasión, y si lo perdemos lo haremos con mucho honor”.

“Nos hemos preparado a conciencia para enfrentar a un gran rival que en la eliminatoria pasada su gran cantidad de puntos los sacó de local, y nosotros venimos a contrarrestar eso”, precisó.

Añadió: “No hemos traído un equipo juvenil ni tampoco un equipo B, sino al mejor equipo que podemos armar para jugar en la altura y no tener el déficit que por lo general pasa cuando se juega aquí”.

El defensa venezolano José Manuel Rey, afirmó: “Sabemos lo difícil que va a ser el partido, nos tocó sufrir muchísimo hace cuatro años, y me imagino que en esta oportunidad va a ser igual, pero tenemos un equipo con el que hemos crecido en conjunto”.

El encuentro se disputará por la tarde, cuando se esperan chubascos.

Dotado de lo mejor de su artillería, Perú recibirá hoy en Lima a Paraguay, decidido a hacer valer su condición de local en el inicio de la eliminatoria mundialista, en la que espera borrar el bochornoso recuerdo de haber sido el peor equipo en la pasada clasificatoria.

Los guaraníes, por su parte, estrenan técnico y no contarán con los cuatro argentinos nacionalizados con los que obtuvieron el segundo lugar en la Copa América, en julio, tras caer ante Uruguay en la final.

Por primera vez en varios años, Perú alineará a “Los Cuatro Fantásticos”, como ha bautizado la prensa peruana a los delanteros Claudio Pizarro, Paolo Guerrero y Jefferson Farfán, y al potente volante Juan Vargas, quienes cosechan elogios en el extranjero.

Por diversos motivos, como lesiones o castigos por indisciplina, los cuatro no han jugado juntos en años recientes, por lo que es una incógnita su acoplamiento en el campo.

“Hay emoción porque estaremos los cuatro, somos los jugadores más importantes de la selección y necesitamos estar juntos. Hace mucho que no es así. Esperamos que sea algo espectacular”, dijo Pizarro, capitán de la selección peruana y estrella del Werder Bremen de Alemania.

En la última Copa América, lesiones dejaron a Pizarro y a Farfán fuera del equipo, mientras que Vargas sólo pudo jugar a media potencia, aquejado también con molestias físicas.

Aún así, Perú se las arregló para llegar a las semifinales en Argentina y conquistar el tercer lugar del campeonato, lo que ha despertado el optimismo de los hinchas peruanos, que confían en que su selección pueda alcanzar una de las plazas para Brasil 2014.

“Hay que bajar la euforia”, pidió un cauto Vargas. “No somos una selección grande, pero estamos fuertes. Hay que trasmitirle calma a la gente porque ahora está con nosotros, si perdemos nos van a matar”.

“Tratamos de cambiar la cara al futbol peruano, y de a poco lo estamos logrando”, dijo.

Perú no va a un Mundial desde España 1982. Paraguay ha jugado los últimos cuatro de forma consecutiva: Francia 1998, Corea/Japón 2002, Alemania 2006 y Sudáfrica 2010.

Ambas selecciones no se vieron las caras en la Copa América. En anteriores encuentros jugados en Lima, Perú impuso su condición de local.

El técnico de Paraguay, Francisco Arce, sólo ha confirmado a siete de los 11 jugadores que enfrentarán a Perú.

En reunión de prensa, explicó: “Sólo una o dos horas antes del inicio del partido daré a conocer el equipo, pero puedo anticipar que no habrá novedades en algunos puestos como en el arco, con Diego Barreto; la defensa con Iván Piris, Darío Verón, Paulo Da Silva y Elvis Marecos; en el medio Cristian Riveros y Marcelo Estigarribia”.

“El resto no lo puedo adelantar porque depende de cómo Perú va a encarar el juego y, cuando éste comience, veré qué hacer de acuerdo con el desarrollo de las acciones”, matizó.

El plantel ensayó ayer temprano y posteriormente partió en un vuelo especial a la capital peruana.