Se prohíbe la apertura de nuevos casinos

MONTERREY, México.- (EFE).- El Congreso del norteño estado mexicano de Nuevo León, fronterizo con Estados Unidos, aprobó ayer por mayoría una ley que prohíbe la apertura de nuevos casinos, dos meses después de un atentado contra el Casino Royale que dejó un saldo de 52 muertos.

Los diputados de cuatro fracciones parlamentarias aprobaron por unanimidad la iniciativa que reforma la Ley de Desarrollo Urbano para impedir la instalación de nuevos casinos, centros de apuestas, salas de sorteos, casas de juego y similares.

“No permitir nuevas autorizaciones para estos establecimientos es un reclamo de interés público local y la obligación de proteger a la comunidad está muy por encima del afán de lucro”, dijo el diputado Héctor Morales Rivera, presidente de la Comisión de Desarrollo Urbano, quien presentó el dictamen en tribuna.

“En los últimos años se ha observado en las principales ciudades del país un crecimiento inusitado de los establecimientos mercantiles donde se llevan a cabo apuestas”, agregó Morales Rivera.

El diputado destacó que las casas de juego han contribuido al crecimiento exponencial y agravar los daños sociales en la salud y patrimonio de la ciudadanía.

Los casinos crecieron en México gracias a la “Ley seca” que se aprobó en Estados Unidos a principios de los años veinte del siglo pasado. Posteriormente los prohibió el entonces presidente Lázaro Cárdenas en 1935, pero se volvieron a permitir gracias a reformas legales que se aprobaron recientemente.

La aprobación de esta reforma en Nuevo León ocurre después de que el pasado 25 de agosto un grupo de delincuentes del cartel de las drogas de Los Zetas incendió el Casino Royale, en Monterrey, donde murieron 52 personas.

El ataque fue en represalia porque los administradores del casino se negaron a ser extorsionados.

Después de esta tragedia las autoridades comenzaron a revisar estas casas de juego y a cerrar las que operaban de forma clandestina.

Actualmente se encuentran en operación una decena de casinos en Nuevo León.