Porfirio Lobo asegura que criminalidad se ha reducido

Según mandatario, se debe a 'Operación Relámpago', la cual comenzó el día 1

TEGUCIGALPA, Honduras (EFE).- El presidente de Honduras, Porfirio Lobo, dijo ayer que la “Operación Relámpago”, que está en marcha desde el pasado día 1, ha reducido sustancialmente la criminalidad en su país, pero que no está satisfecho.

“No puedo estar satisfecho con los resultados en seguridad”, expresó Lobo a periodistas durante un recorrido por algunos de los barrios de Tegucigalpa, donde se ha reforzado la presencia policial y militar como parte de la “Operación Relámpago”.

El gobernante resaltó que no puede estar satisfecho con el tema de la seguridad en el país, porque las muertes violentas “aumentaron en 2010 y 2011”.

La ola de criminalidad ha impulsado al gobierno “a cambiar las estrategias”, indicó Lobo, quien durante su campaña cuando buscaba la Presidencia de Honduras prometió “seguridad y empleo”, pero a casi dos años de los cuatro de su mandato ninguna de las dos promesas ha podido cumplir.

Además de la ola de criminalidad, con un promedio de 20 muertes violentas diarias, Lobo ha tenido que enfrentar la penosa situación de que agentes y oficiales de la Policía están implicados en crímenes, narcotráfico, robo de vehículos y la desaparición de armas y municiones de la misma institución, entre otros delitos.

En una comparecencia en cadena de radio y televisión, Lobo dijo el viernes que el crimen se ha reducido en un 90% en Tegucigalpa y en un 60% en San Pedro Sula, las dos ciudades más importantes del país, gracias a la “Operación Relámpago”.

El mandatario no explicó cómo es que se ha medido la reducción de la criminalidad, pero dijo que eso “significa menos dolor y lágrimas en muchas familias”.

En su opinión, para frenar la violencia y los abusos en la Policía, hay que aplicar la “cero tolerancia al crimen y a la corrupción” y “avanzar en reformas” que permitan garantizarle seguridad a la población.

A raíz de la participación de agentes y oficiales de la Policía en múltiples delitos, varios sectores del país le están exigiendo a Lobo que proceda a una “depuración total” de esa institución, en la que ha hecho algunos cambios en su cúpula, lo que para algunos solamente es un “maquillaje”.