Un ‘Tornado’ en Nueva York

Antonio Margarito transpira confianza y asegura que va a derrotar a Cotto en su patio

NUEVA YORK.- Al iniciar ayer la denominada “Semana de la Pelea Miguel Cotto vs. Antonio Margarito II en Nueva York”, el retador mexicano arribó más temprano de lo previsto al gimnasio Kingsway en el Midtown Manhattan. De inmediato se dedicó a atender a los diferentes medios presentes y luego subió al cuadrilátero para atender a varios canales de televisión. Finalmente dedicó 10 minutos de ejercicio pegándole a la pera.

Vistiendo un pijamón gris, con gorra para resguardarse del frío y con lentes oscuros, Margarito fue muy claro y directo en sus respuestas.

“Si no estuviera bien de mi ojo no permitiría que la prensa viera mis entrenamientos. Yo mismo no voy a poner en riesgo mi salud, no hubiera regresado a pelear”, enfatizó con respecto a la situación de su ojo, el cual requirió dos operaciones en los pasados meses.

“Vengo con muy buena condición y muy bien preparado. La etapa del entrenamiento sí la cumplimos a cabalidad, ahora solamente un par de ‘toquecitos’ para el día de la pelea”, agregó.

La condición del ojo de Margarito ha sido uno de los temas principales en las discusiones de cara al combate, en el que Cotto expondrá su corona mundial de las 154 libras reconocida por la AMB y se enfrentará por segunda ocasión al mexicano, quien le noqueó y destronó en el 2008, en combate celebrado en el peso welter.

También ha sido objeto de controversia el asunto del yeso en las manos de Margarito y Cotto ha dicho que éste habría usado yeso cuando le venció.

“No sé por qué Cotto ha estado hablando”, dijo ayer Margarito. “Yo lo admiraba mucho porque él no hablaba de los rivales, pero ahora ha hablado hasta por los codos. Él sabrá”.

“Entonces, quiere decir que también tenía yeso en mi quijada porque no me hizo nada. Ahora yo sí le digo a él, que cuando sienta mi primer golpe otra vez, tendrá que decir ‘es cierto, no traía nada y pega lo mismo'”, añadió.

También apuntó al factor del peso, dado que esta pelea será en 154 libras (superwelter) y la anterior fue en 147 (welter).

“Con respecto al peso, bueno siempre he mencionado lo del peso, gracias a Dios vengo listo también. En welter no sentí su pegada, ahora en super welter mucho menos”, sostuvo.

Margarito restó importancia a que la pelea sea en Nueva York, donde Cotto cuenta con gran fanaticada.

“Sé que el Madison [Square Garden] es como la segunda casa de Cotto, pero arriba del ring vamos a estar él y yo solamente y la verdad lo único que pido es jueces neutrales por si acaso llega a una decisión. Pero la verdad me siento muy bien preparado para volverlo a noquear”, dijo.

Hoy martes es el turno para el orgullo de Caguas, Puerto Rico, Miguel Angel Cotto, quién estará entrenando para la prensa a las 2:00 de la tarde, tiempo del Este, en el “Trinity Boxing Club”, en el bajo Manhattan. La última conferencia de prensa será mañana miércoles a las 12 del medio día en el Teatro del Madison Square Garden.