Indignados tratan de impedir que vendan casas reposeídas

Occupy LA trata de interrumpir una subasta en la zona de Norwalk
Indignados tratan de impedir que vendan casas reposeídas
Dueños de viviendas embargadas junto a los indignados, pidiendo justicia en Norwalk
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

El llamado sueño americano de muchas personas de poseer una casa se ha visto reducido al poder de los bancos de recuperarlas y venderlas al mejor postor. Como ocurrió ayer en una subasta afuera de la corte de Norwalk, en la que decenas de dueños de casas intentaron impedir perder sus hogares.

Apoyados por el movimiento “Occupy LA”, en su segunda fase, varios dueños de casas trataron de interrumpir la subasta en la que quizá estaban sus propios hogares en venta. Bank of America realizaba la venta en subasta de alrededor de unas 7,000 propiedades embargadas.

Uno de los manifestantes, Frank DeCaro, un residente de Ventura que lleva más de 2 años luchando porque su hogar no sea embargado por su banco, compartió, “sigo peleando por mantener mi casa porque mi esposa está muy enferma y no puedo dejarla sin hogar. Pero técnicamente mi casa ha sido vendida en una subasta como esta en Ventura”, dijo. “Pero ya tengo los documentos para demostrar que lo que el banco hizo fue ilegal y voy a interponer una demanda”, aseguró.

Con pancartas en mano, haciendo ruido excesivo y gritando consignas tales como “¡qué vergüenza! , son unos corruptos”, los manifestantes intentaban que los inversionistas o compradores presentes no pudieran comunicarse entre si durante la subasta para realizar las transacciones.

“Estos compradores no saben que están cometiendo un crimen al comprar casas que los bancos están quitando ilegalmente a sus dueños”, dijo Carlos Marroquín, miembro de Occupy LA y quien perdió su hogar en un embargo. Lo que provocó que su esposa enfermara gravemente. “A los bancos no les importa el daño que hacen a miles de familias, sobre todo a niños y ancianos. Estos embargos tienen que parar”, agregó.

Durante la protesta que se realizó alrededor del mediodía de ayer en el ayuntamiento de la ciudad de Norwalk, se habló de los 10 millones de embargos que se espera ocurrirán en el próximo año alrededor del país y muchos de ellos ya comenzaron en California, según Marroquín.

Las estadísticas más recientes sostienen la veracidad de dicho argumento. De acuerdo con DataQuick, que monitorea la actividad en el área de bienes y raíces a nivel nacional, afirma que un total de 71,275 notificaciones de incumplimiento (el primer paso para un embargo) fueron registradas en el tercer trimestre de este año en California. Una aumento del 25.9% con respecto al trimestre anterior.

Según esta misma fuente, Bank of America incrementó el número de embargos en California en un 200%, entre julio y agosto de este año.

“Pedimos públicamente a Kamala Harris una moratoria de embargos. Ella tiene suficiente evidencia para parar esos embargos y el poder para hacerlo”, señaló Marroquín.

La oficina de la fiscal del estado, Kamala Harris, respondió diciendo que ha tomado medidas para asegurarse que los bancos no ejecuten embargos ilegalmente y que precisamente Bank of America y Citigroup siguen bajo investigación. El portavoz destacó además que esta oficina maneja la unidad de investigación de fraudes en embargos más grande en el país.

Durante la manifestación, Mario Jefferson miembro de Occupy LA, declaró que “esta es la segunda fase del movimiento, la que será más inclusiva”, afirmó . “Estaremos apoyando a cualquier persona para que no pierda su casa en un embargo, esa es nuestra causa en este momento”, añadió.