Breves de Los Ángeles y California

Los agentes evacuaron un campamento de Occupy Santa Cruz establecido en propiedad del condado, mientras que la policía de Santa Cruz arrestó a dos personas durante los disturbios en un campamento ubicado en terrenos municipales.

The Santa Cruz Sentinel informó que unas 30 personas fueron retiradas del campamento próximo a un edificio del condado, cuando los agentes ingresaron a las 6:30 a.m. de la mañana del domingo.

La agente April Skalland informó al periódico que se les permitió a los manifestantes retirarse con algunas de sus pertenencias, como sus medicamentos. No se hicieron arrestos.

Mientras tanto, el sábado por la tarde se pidió la intervención de la policía de Santa Cruz en un campamento ubicado en un parque municipal, cuando un hombre que se encontraba tomando fotografías dijo haber sido amenazado por un grupo de hombres, uno de los cuales sacó a relucir un cuchillo.

La policía no encontró al hombre con el cuchillo, pero arrestó a un hombre de 40 años bajo sospecha de agresión y a un hombre de 71 años bajo sospecha de interferir con un agente de la policía.

Los archivos indican que Rudolf Montiel recibió casi 1.2 millones de dólares cuando la primavera pasada fue separado de su cargo como director del Departamento de Vivienda de Los Ángeles.

Una investigación realizada por Los Angeles Times y publicada ayer dijo que las noticias de dicho pago han generado auditorías y acusaciones que de que las autoridades gastaron indebidamente en viajes y entretenimiento dinero de los contribuyentes destinado a personas pobres.

La contralora municipal, Wendy Greuel, que estuvo realizando una auditoría de los gastos de viaje del departamento, divulgó los documentos el viernes señalando los fondos públicos usados para viajes en limosina y comidas en restaurantes costosos ubicados en el centro de la ciudad.

Montiel no estuvo disponible para ofrecer comentarios. Su abogado, Michael Posner, defendió el acuerdo, señalando que el contrato de Montiel le adjudicaba 18 meses de paga en caso de ser retirado de su cargo.

Mitchell Kamin, el nuevo presidente de la junta del departamento de vivienda, informó al Times que el acuerdo reflejaba los intereses del departamento y que sería pagado en gran parte por el seguro.

Las cuadrillas de servicios públicos aprovechaban las condiciones climáticas calmas para restaurar el servicio a los residentes del Sur de California que quedaron sin electricidad, luego de la intensa tormenta de viento ocurrida la semana pasada.

Si bien los vientos estuvieron calmos ayer, se pronosticaba una nueva ola de fuertes vientos que volvería a sacudir a la región de noche.

Las cuadrillas de Southern California Edison estaban trabajando para restaurar el servicio a unas 50,000 viviendas y empresas que quedaron sin electricidad desde el miércoles, cuando una fuerte tormenta derribó árboles y líneas eléctricas, bloqueó calles y destruyó al menos cuatro viviendas. El Departamento de Agua y Energía (DWP) de Los Ángeles dijo que a primeras horas de ayer se pudo restaurar el servicio al resto de sus usuarios.

Como se esperan fuertes vientos, además de registrarse condiciones extremadamente secas, esto plantea un serio riesgo de incendios. Las advertencias en los condados Ventura y Los Ángeles permanecerán siendo altas al menos hasta hoy.