México prevé salud financiera

Funcionario del banco central dice que con Calderón no habrá 'error de diciembre'
México prevé salud financiera
Manuel Sánchez, vicegobernador del Banco de México, durante su participación en LA el viernes pasado.
Foto: Jorge Morales / La Opinión

Los mercados financieros no revelan señal alguna que suponga que en México pueda ocurrir otro “error de diciembre”, como el que llevó a la quiebra a millones de mexicanos en 1994 durante la transición de poder de Carlos Salinas de Gortari a Ernesto Zedillo.

Así lo consideró el vicegobernador del Banco de México, Manuel Sánchez, en una entrevista con La Opinión.

“No ha existido algo particular en la economía mexicana que puediera representar una señal de preocupación desde el punto de vista financiero”, dijo quien es doctor en economía por la Universidad de Chicago.

“De hecho, una de las grandes fortalezas que en estos momentos muestra la economía mexicana es su sistema bancario, muy capitalizado, líquido, con manejo de riesgo mucho más prudente que en el pasado”.

Por pasado se refirió a los gobiernos priistas que por lo general al concluir cada sexenio provocaban respectivas devaluaciones en el peso.

La última devaluación sexenal fue la que heredó Salinas de Gortari, lo que el expresidente bautizó como “el error de diciembre” y culpó a la administración de Zedillo de malos cálculos financieros, lo que le valió, en parte, un autoexilio en Irlanda.

“Hay que recordar que la economía mexicana está en una situación muy diferente a la que prevalecía a medidados de los 90, particularmente en 1994”, mencionó.

Una de las diferencias con el pasado, apuntó, es el tipo de cambio flexible que ahora se tiene en México, lo que ha permitido un equilibrio en la balanza de pagos.

“De hecho, el banco central ha estado acumulando reservas internacionales de tal manera que esto da un precedente y una base para pensar que la situación que se enfrentó en 1994 es muy diferente a la que vivimos ahora”, insistió.

El vicegobernador del Banco de México estuvo esta semana en Los Ángeles, donde el viernes ofreció una exposición sobre los mercados financieros en México al participar en la conferencia anual de la Cámara de Comercio México-Estados Unidos, capítulo California.

Sánchez indicó que actualmente el manejo y los plazos de la deuda pública son muy diferentes a como se hacía en el pasado.

¿Entonces no hay riesgo de que salgan con otro “error de diciembre”?

“Con los riesgos nunca hay que subestimar. Toda autoridad debe estar vigilante ante posibles riesgo de estabilidad financiera, porque los riesgos van cambiando. Pero en este momento sentimos que la economía mexicana tiene fundamentos financieros muy sólidos para sentir confianza de que continuará la estabilidad financiera”.

Y recalcó que “no se está artificialmente ocultando información como en el pasado, cuando no se conocían las reservas internacionales y el tipo de cambio era fijo”.

Como cada docena años, 2012 será un año electoral simultáneo en el que estará en disputa la presidencia de México y la de Estados Unidos. Un año que se antoja turbulento, pero que a decir de Sánchez todo apunta a una tranquilidad financiera.

“Lo que hemos visto en las últimas elecciones es que cada vez más la política afecta menos a la economía. No podemos decir que es completamente asociado, pero ya no tenemos los ciclos sexenales donde cada fin de sexenio teníamos problemas financieros”, mencionó el economista.

“No hay ninguna razón para que los haya”, remachó. “No se visualiza algo diferente respecto a lo que ocurrió en las últimas transmisiones de poder, de manera que yo esperaría que la economía siguiera funcionando de manera normal”.

Aseguró que la economía mexicana va acontinuar con cierta estabilidad al mantener una inflación baja, aunque no se excluyen las presiones de los mercados internacionales que podrían influir en el tipo de cambio.

“No hay ausencia de liquidez, la economía mexicana funciona de manera ordenada, está dentro de los parámetros que hablan de una economía financiera sólida”, reiteró el doctor Sánchez.

El pronóstico sobre crecimiento económico para cerrar 2011, dijo, estará cerca del 4%, y para el próximo año se estima entre el 3% y 4%.