Hoy podría terminar pesadilla vial del 60

Mientras seguirán los trabajos de demolición del puente dañado
Hoy podría terminar pesadilla vial del 60
Cuadrillas trabajan contra el tiempo para tratar de regresar la transitada autopista a la normalidad antes del próximo lunes.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

La pesadilla vial que han padecido miles de automovilistas de Los Ángeles podría concluir el mediodía de este sábado por un retraso en la demolición de un puente de la transitada carretera 60.

Si bien el Departamento de Transporte de California (Caltrans) sólo consideró necesario derrumbar la parte este del puente del bulevar Paramount, afectado por el incendio de un camión cisterna, la obra se complicó porque en su interior detectaron cables de fibra óptica protegidos por tubos de plástico.

Una solución práctica fue colocar las líneas sobre una viga de acero. La reapertura de la autopista 60, clausurada de la carretera 710 al bulevar Rosemead, se había programado para la tarde de ayer.

“Nos está tomando más tiempo de lo proyectado”, dijo Patrick Chandler, vocero de Caltrans. “La seguridad es nuestra prioridad; queremos abrir la carretera lo antes posible”, añadió.

La Patrulla de Carreteras de California (CHP) descartó la apertura de otro tramo de la autopista 60 (la noche del jueves la abrió del bulevar Rosemead a la 605) mientras no concluya la demolición del puente, construído en la década de 1960.

“Lo mejor es evitar esta área, tomar rutas alternas o permanecer en casa”, recomendó Doris Peniche, portavoz del CHP, quien dijo que la investigación del accidente podría concluir en dos semanas.

El miércoles un camión de doble tanque que transportaba 8,800 galones de gasolina ardió en llamas supuestamente por fallas mecánicas, afectando un puente y la superficie de la transitada vía, que une al centro de Los Ángeles con las zonas del Inland Empire y el Valle de San Gabriel.

Desde ese día la región ha sido impactada por un severo congestionamiento vehicular. Se calcula que unos 220,000 vehículos cruzan a diario por dicha ruta.

Los trenes de la agencia Metrolink, que viajan de los condados de San Bernardino y Riverside a la central Union Station, han sido una de las opciones más empleadas para evitar el tráfico.

“Hemos notado mucha actividad en la línea de San Bernardino, principalmente en la mañana y en la tarde”, indicó Laura Magness, portavoz de Metrolink, la cual añadió más vagones para ofrecer el servicio cada 20 minutos.

La Agencia Metropolitana de Transporte del condado de Los Ángeles (Metro) informó que las líneas de autobuses 68 y 287 en Montebello y las rutas 487 y 489 de la línea Plateada ha sido impactadas por la clausura. Si bien la Línea Dorada del metro corre paralela a la carretera 60 no observaron más usuarios.

“Hemos colocado más autobuses que pasan por la zona afectada y más supervisores, para que los choferes no se pierdan por las desviaciones y hagan viajes más largos”, dijo su vocero José Ubaldo.

El sitio electrónico de Metrolink es http://www.metrolinktrains.com/. Para buscar información sobre la red de trenes y autobuses de Metro visite la página http://www.metro.net.

Las condiciones del tráfico en las carreteras de Los Ángeles pueden ser vistas en tiempo real en el sitio http://www.go511.com/.