Diccionario político

Aquí, una guía básica sobre algunos de los términos que circularán durante la temporada de elecciones.
Diccionario político
Foto: ThinkStock

• “Canvassing”

• Caucus

Colegio electoral

Elecciones primarias

Partido Demócrata

Partido Republicano

Registro electoral

Super martes

Voto ausente

‘Canvassing’ o ‘puerta a puerta’ es un procedimiento donde el aspirante o miembros de su maquinaria electoral acuden al hogar de ciudadanos para llevarles su mensaje, con miras a que favorezcan esa candidatura.

“Hay formas diferentes de hacerlo, una de ‘alto impacto’ y otra de ‘bajo impacto'”, explica Carlos Ramos, exdelegado por Hillary Clinton en la Convención Demócrata del 2008. “Si vas directamente y le tocas la puerta o le hablas por teléfono a un votante es de ‘alto impacto’, en cambio si envías la información por correo o haces que alguien llame por ti es de ‘bajo impacto'”, agrega.

Este tú a tú ofrece varias ventajas. Una de ellas es que permite identificar a los ciudadanos que son más receptivos al mensaje del candidato y conocer los temas que más le interesan de manera que el aspirante puede responder con propuestas enfocadas en esas inquietudes. Otra, es que da visibilidad al candidato, lo humaniza. Al ser tan personalizado el contacto, el ciudadano puede reconocer al aspirante como una persona y no simplemente como un personaje retratado en la propaganda política.

¿Qué es el caucus?

El caucus es una reunión donde los miembros de un partido político seleccionan a los delegados que asistirán a su convención nacional o para registrar las preferencias hacia los candidatos que contenderán en una elección.

También puede ser una reunión cerrada de miembros de un partido dentro de un cuerpo legislativo que toma decisiones sobre políticas o liderazgo; o un grupo dentro de un cuerpo legislativo que representa intereses específicos.

En el caso de la elección presidencial de Estados Unidos, el caucus es un proceso previo fundamental similar a las elecciones primarias. Algunos estados celebran caucus y otros primarias. El caucus está abierto a todos los votantes registrados de un partido que se congregan para elegir a los delegados que asistirán a su convención nacional donde se elige a su candidato presidencial.

Cuando el caucus comienza, los electores que asisten se dividen en grupos de acuerdo al candidato al que apoyan. Los indecisos se agrupan en un colectivo aparte para ser cortejados por los partidarios de los candidatos en cuestión.

Al final del proceso los organizadores del partido político cuentan la cantidad de votantes que tiene cada candidato y calculan con cuántos delegados contará cada contendiente en la convención.

Una particularidad del caucus es que es una reunión abierta, que no cuenta con la privacidad de casillas de votación como en el caso de las primarias. Un partido político determinado anuncia la fecha, hora y ubicación de la reunión para que se realice un debate sobre el candidato. Cualquier votante registrado con ese partido puede asistir.

La votación se realiza frecuentemente en esas reuniones a través de levantar la mano y contar o dividiendo a la gente en grupos de acuerdo a los candidatos de su preferencia.

En las elecciones presidenciales del año 2000, Al Gore tuvo mayor número de votos populares que George W. Bush. Sin embargo, este último se convirtió en el Presidente #43 de la nación.

La explicación está en que, a diferencia de muchos países, en Estados Unidos al presidente no lo elige directamente el pueblo. Aquí, 538 electores tienen en sus hombros esa tarea decisiva.

Este grupo de personas con tamaña responsabilidad constituyen el Colegio Electoral, un sistema diseñado por los padres de la patria hace más de 200 años como un intermediario entre el Congreso y la voluntad de los ciudadanos para la designación del Presidente de los Estados Unidos.

Durante la Convención Constitucional de 1787, celebrada en Filadelfia, los delegados debatieron la mejor forma de elegir al presidente. Primaba una opinión dividida: unos querían que el Congreso eligiera al presidente, los opositores favorecían el voto popular. Al final llegaron a un consenso: el colegio electoral. Donde se elegirían electores que a su vez elegirían al presidente.

Pero ¿quiénes son estos electores?, ¿quién los elige?

A los electores los elige usted cuando emite su voto para presidente. El candidato que gane el voto popular en un determinado estado, conseguirá el respaldo de “los electores” y, por tanto, los votos estatales irán a ese candidato y su partido.

Los 538 electores “equivalen al número de senadores (que son dos por cada estado) sumado al número de congresistas”, explica el exfellow del Congressional Hispanic Caucus Institute Carlos Ramos. A éstos se suman los 3 votos electorales que Washington D.C. ganó gracias a la Enmienda 23.

Hoy día las listas de candidatos a electores son generalmente escogidas por los partidos políticos. Las leyes estatales varían en su nombramiento, pero “ni senadores, ni congresistas pueden ser electores”, manifiesta Ramos.

La Constitución señala que tampoco puede ser elector una persona que ocupe un empleo honorífico o remunerado de los Estados Unidos.

Ni los residentes de Puerto Rico, que es un Estado Libre Asociado de EEUU, ni los de otros territorios de los Estados Unidos como Guam, las Islas Vírgenes y Samoa, están representados en el Colegio Electoral.

Cómo funciona:

• Los estadounidenses votan para presidente y vicepresidente cada cuatro años. Lo hacen el día martes después del primer lunes de noviembre, como lo establece la ley federal.

• 48 de los 50 estados tienen la norma de que el ganador de la mayoría de los votos populares se lleva todos los votos electorales. Las excepciones son Maine y Nebraska que se rigen por el sistema de asignación proporcional de los votos.

• Luego, el primer lunes después del segundo miércoles de diciembre, los miembros del Colegio Electoral se reúnen en sus estados para votar. Y aunque ninguna disposición constitucional o federal requiere que lo hagan de acuerdo con el voto popular en su estado, casi siempre lo hacen.

• A principios de enero, el Congreso, en una sesión conjunta, realiza el conteo oficial de los votos electorales.

Las primarias son el proceso a través del cual los miembros de un partido o los electores eligen a los candidatos que serán votados en una elección general.

En términos concretos en una elección primaria se nomina a los candidatos y en una elección general se vota para elegir a los candidatos que fueron nominados previamente.

Las primarias son organizadas por los gobiernos locales y estatales. Las fechas de las primarias varían en cada estado.

La mayoría de los estados celebran elecciones primarias o caucus (un proceso similar a las primarias).

Son elecciones indirectas, es decir que en lugar de que los electores de un estado voten directamente por un candidato presidencial, lo que se determina es cuántos delegados en cada convención nacional estatal recibirá cada candidato de parte del estado.

Las dos principales agrupaciones políticas de Estados Unidos: el Partido Demócrata y el Partido Republicano nominan oficialmente a su candidato a presidente en sus respectivas convenciones nacionales, meses antes de realizarse la elección federal.

El proceso ocurre así: los electores van a una casilla a votar por su candidato favorito, una vez que se hace el conteo de los votos cada estado elige a sus delegados, o a un grupo de gente que represente las preferencias del estado.

Para ganar la nominación presidencial el candidato debe ser elegido por la mayoría de los delegados estatales.

Hay dos tipos de primarias las abiertas y las cerradas. En las cerradas solo pueden votar los miembros del partido. En las abiertas los votantes pueden sufragar en las primarias que elijan.

Hay dos principales fuerzas en el escenario político de EEUU y uno de ellos es el Partido Demócrata, actualmente en el poder. Fue fundado en el 1836 tras la separación promovida por Andrew Jackson del Partido Demócrata Republicano, que fue fundado por Thomas Jefferson en 1793.

En 1848, la Convención Nacional estableció el Comité Nacional Demócrata (DNC). Durante el Siglo 19, promovió ideales conservadores como la promoción y expansión del mercado de esclavos en los EEUU. Fue en el Siglo 20 cuando experimentó un giro en su ideología y se consolidó como la principal fuerza política de centro izquierda.

En el campo económico, los demócratas favorecen un papel más activo del estado en el funcionamiento de la sociedad. Los demócratas parten del principio que tal rol contribuye al avance social de los menos favorecidos, acercándose así al cumplimiento de objetivos sociales como la igualdad de oportunidades y la equidad social.

El Partido Republicano, también conocido como el ‘Grand Old Party’, o GOP, fue creado en 1854 por desertores del Partido Demócrata del norte. Sus fundadores fueron activistas que se oponían a la política esclavista impuesta en los territorios del oeste de los Estados Unidos.

El tema esclavista fue transcendental en la política estadounidense de mitad de Siglo 19 y fue lo que catapultó a Abraham Lincoln como presidente en 1860. La victoria para el norte y los republicanos en la guerra de secesión fortaleció el partido y creó un panorama político donde los del sur eran principalmente demócratas. Su poder cobró auge en la segunda década del Siglo 20 —cuando estuvieron 12 años en el poder— pero la Gran Depresión provocó cambios políticos que llevaron al Partido Demócrata a la cima.

En el terreno económico su doctrina es el liberalismo económico o neoliberalismo; en Estados Unidos se suele llamar a esta doctrina la defensora del libre mercado y enemiga de la intervención del Estado en asuntos públicos.

A los 87 años, Olga de la Cruz, residente de Nueva Jersey, tomó la decisión de convertirse en ciudadana de los Estados Unidos.

El paso siguiente fue registrarse para votar.

En los Estados Unidos, a excepción de North Dakota, todos los estados exigen que para poder ejercer su derecho al voto, el ciudadano debe estar registrado.

Olga cumplía los requisitos de elegibilidad para hacerlo: tenía más de 18 años y era ciudadana y residente de Nueva Jersey. Además no estaba privada de la libertad por cumplir una condena ni en libertad condicional.

Su hijo le imprimió el formulario en español que aparecía en la página de internet del Registrador del Condado de Hudson, donde reside. Esta forma también puede obtenerse, gracias al Acta Nacional de Registro de Votantes de 1993, a través de los centros de registro de licencias para conducir, colegios y bibliotecas.

Tras llenarlo lo envió por correo. Semanas después recibió una tarjeta confirmando su registración.

Ahora su nombre estaba listado en el registro electoral, donde aparecen los votantes con derecho a participar en una elección. Dicho registro generalmente es administrado por una entidad local, como un condado o distrito.

El número de días en que un ciudadano se puede registrar antes de una elección varía de estado a estado, pero Idaho, Minnesota, New Hampshire, Wisconsin y Wyoming permiten que los votantes se registren para votar el día de las elecciones.

Para tener en cuenta:

– Si tiene dudas de si está o no registrado, puede contactar la oficina del Registrador, o visitar el sitio web de su estado.

– Debe volverse a registrar si cambia su nombre, de domicilio o de partido político.

– Gracias al Acta Nacional de Registro de Votantes de 1993, los gobiernos estatales proveen solicitudes a través de los centros de registro de licencias para conducir, colegios y bibliotecas.

– En algunos estados es requisito para registrarse el no haber sido declarado mentalmente incapacitado.

– En las elecciones primarias en New York y New Jersey sólo se puede votar por el partido al que se está afiliado.

– Días antes de una elección, usualmente, se recibe una boleta electoral de muestra, donde aparece la dirección del centro de votación que le corresponde, además de los nombres de los candidatos, distrito y municipalidad e instrucciones sobre el funcionamiento de las máquinas para votar, entre otras.

– Algunos estados requieren que los votantes registrados presenten una razón aceptable por la cual no pueden votar en persona.

El llamado super martes es el gran día de elecciones primarias en el que gran cantidad de estados las llevan a cabo. Se realiza el primer martes de marzo.

Si Ud. está enfermo o muy ocupado, pero todavía quiere cumplir con su derecho de votar, existe el voto en ausencia por correo, comúnmente conocido como ‘voto ausente’ (o absentee ballot) que le permite participar en los próximos comicios sin necesidad de ir al centro de votación.