Adiós al ‘Wilshire Grand Hotel’ en Los Ángeles

(AP).- El Wilshire Grand Hotel, de 16 pisos, que albergó a varios presidentes de EE.UU. y al Papa Juan Pablo II, además de celebrar los Premios Emmy de Hollywood, se prepara para ser demolido después de casi 60 años de existencia en el centro de la ciudad.

El viejo hotel ubicado en Figueroa Street y Wilshire Boulevard será demolido para dejar lugar a un complejo de torres con un valor de más de mil millones de dólares.

El complejo contará con un hotel de 45 pisos y condominios, además de una torre de oficinas de 65 pisos en sus inmediaciones.

El abogado Richard Macias, el huésped del Wilshire Grand más antiguo desde la década de 1960, será el último en abandonar el hotel. Su partida estaba programada para última hora del viernes.

“Atesoro todos los momentos que viví aquí”, dijo Macias al periódico Los Angeles Times.

Macias señaló que echará de menos a los empleados que conoció a los largo de los años y a la escalera mecánica que transporta a los huéspedes desde la Seventh Street a la recepción.

“Me encantaría estar en la nueva torre, cuando se construya”, señaló.

El jueves por la noche se llevó a cabo una fiesta de despedida para los empleados.

El hotel ofreció a los trabajadores que fueron despedidos paquetes por cesantía o el derecho a regresar a su antiguo cargo una vez que el nuevo hotel abra sus puertas.

La construcción del hotel costó 25 millones de dólares y contó con la presencia de Ronald Reagan como maestro de ceremonias en su inauguración de 1952, cuando se llamaba el Statler Hotel. Las actrices Celeste Hola y Mary Pickford también estuvieron en su inauguración.

Poco después de su apertura, en el hotel se celebraron los Premios Emmy 1952, en el que Sid Caesar y Imogene Coca se llevaron los galardones más altos.

Los presidentes Dwight D. Eisenhower y John F. Kennedy también se alojaron allí. Al igual que el Papa.

Korean Airlines, subsidiaria del conglomerado Hanjin Group de Corea del Sur, es propietaria del hotel de 896 habitaciones y piensa completar el proyecto para el año 2015 junto con el socio promotor Thomas Properties Group.

Cuando se inaugure el nuevo Wilshire Grand, llevará entre dos y tres años para que el hotel logre alcanzar nuevamente su lugar como uno de los hoteles más populares de la ciudad, señaló Bruce Baltin, vicepresidente señor de PKF Consulting, asesor de la industria hotelera con sede en San Francisco.