Multan a Chevron por vertido de crudo

Deberá pagar $5.3 millones por no desarrollar plan de emergencia
Multan a Chevron por vertido de crudo
La multa de ayer es la segunda que recibe recientemente la petrolera estadounidense debido a derrames.
Foto: AP

Brasilia, (EFE).- El estatal Instituto Brasileño del Medio Ambiente y de los Recursos Naturales Renovables (Ibama) multó ayer en 10 millones de reales (unos 5.3 millones de dólares) a la petrolera estadounidense Chevron por carecer de un plan de emergencia para afrontar accidentes, como el ocurrido el pasado 8 de noviembre.

El organismo fiscalizador consideró que la empresa incumplió con el compromiso estipulado en la licencia ambiental que le fue otorgada para operar en el Campo de Frade, en la cuenca de Campos, donde ocurrió el vertido de crudo, según informó la estatal Agencia Brasil.

El Ibama evaluó que la empresa no cumplió con el compromiso de tener equipos especializados en sus embarcaciones de emergencia y por eso demoró para atender la situación.

La de ayer es la segunda multa decretada por el Ibama contra la petrolera estadounidense. La primera, emitida el pasado 21 de noviembre, fue por un valor de 50 millones de reales (unos 26.8 millones de dólares) y aplicada por el concepto de “lanzamiento de petróleo al mar”, de manera involuntaria.

La decisión para la segunda multa fue tomada una semana después de que el Ministerio Público pidiera a la Justicia una millonaria indemnización por parte de Chevron como consecuencia del derrame.

La semana pasada, el Ministerio Público Federal pidió una indemnización de 20,000 millones de reales (unos 10.672 millones de dólares) a la compañía de EEUU y a la contratada suiza Transocean por los daños ambientales tras el vertido. La fiscalía en el estado de Río de Janeiro, interpuso una acción civil pública en la que también pide a la Justicia que pare las actividades de las empresas, con una multa diaria de 500 millones de reales ( 268.9 millones de dólares) por incumplimiento.

Por el mismo caso, la Justicia brasileña acató el pedido de la Federación de Pescadores de Río de Janeiro (Feperj) para que un perito independiente evalúe los posibles daños y perjuicios causados a la producción pesquera en la región, que cuenta con unas 10.000 personas dedicadas a esa actividad.

El vertido comenzó el pasado 8 de noviembre en un pozo del Campo de Frade, situado en aguas profundas del océano Atlántico frente a las costas de Río de Janeiro, y al parecer se debió a un error de cálculo de la compañía en la presión ejercida en la perforación de la roca.

Chevron calcula que se vertieron al de Marzo 2.400 barriles de crudo, aunque las autoridades de Río de Janeiro creen que pudieron ser cerca de 15.000 barriles.

La propia compañía dispersó o recogió la mayoría del crudo que subió hasta la superficie y la mancha de crudo, localizada a unos 120 kilómetros del litoral de Río de Janeiro, ya prácticamente ha desaparecido