Incendios provocados se extienden a San Fernando

Se registran ya 35 siniestros; suben recompensa a 60 mil dólares a quien dé pistas
Incendios provocados se extienden a San Fernando
Un bombero combate las llamas en un edificio de Sun Valley.
Foto: AP

La cadena de incendios provocados en Hollywood y West Hollywood el viernes se extendió al Valle de San Fernando, sumando así por lo menos 35 siniestros hasta el medio día de ayer.

Las autoridades siguen sin dar con el o los culpables. Pero a partir de ayer han aumentado la recompensa a 60,000 dólares para quien dé una pista que conduzca al arresto del o de los pirómanos responsables de dichos incendios.

“Hemos detenido a nueve individuos, pero hasta ahora ninguno que podamos asegurar que esté conectado directamente con la investigación”, dijo George Villegas, comandante del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD).

“Ninguno de ellos tiene algún antecedente criminal con respecto a vandalismo relacionado con fuego”, agregó.

Alrededor de las 2:30 a.m., el LAPD entró nuevamente en estado de alerta táctica, luego de que se reportaron entre 11 y 13 incendios de vehículos en North Hollywood, Hollywood Hills y Burbank.

“Este es un hecho sin precedentes que ocurre aquí en el Valle de San Fernando y otras partes de la ciudad”, expresó Villegas durante una conferencia de prensa ofrecida en las primeras horas de la mañana de ayer.

La Policía señaló también que al parecer se han sumado imitadores de este tipo de delito, con el mismo objetivo de incendiar autos estacionados en cocheras abiertas en edificios de apartamentos.

Según el LAPD, la única pista que concuerda con la investigación es la de un hombre que maneja un auto Lexus ES300 color blanco.

Las autoridades policiacas también divulgaron que el o los pirómanos aparentemente están usando algún tipo de coctel Molotov, quizás en un contenedor capaz de penetrar las ventanas de los autos.

Cerca de la 1:30 a.m. de ayer fue cuando los bomberos acudieron a combatir el fuego de un auto estacionado en un edificio de apartamentos ubicado en la intersección de bulevar Burbank y la avenida Colfax. Ahí varias personas fueron evacuadas de sus viviendas.

Durante una rueda de prensa el viernes por la tarde, el alcalde de Los Ángeles, Antonio Villaraigosa; el jefe del Departamento de Bomberos y el alcalde de la ciudad de West Hollywood, John Duran, entre otras autoridades, se unieron para enviar un mensaje muy claro a los responsables de la serie de incendios provocados.

“No sé lo que estaban pensando esos criminales, pero el daño que pudieron ocasionar pudo haber sido catastrófico. Aquí viven cerca de 20,000 personas por milla cuadrada”, destacó Duran.

Zev Yaroslavsky, supervisor del condado de Los Ángeles, dijo: “Vamos a atrapar a esos criminales antes de que lastimen a alguna persona”.

Hasta el día de ayer no se habían reportado heridos graves ni ninguna pérdida humana. Pero el daño material provocado por los fuegos, tan solo por los ocurridos el viernes, ascendía a 350,000 dólares. Aún no se han contabilizado los daños ocurridos por los incendios de ayer, comentaron las autoridades.

“Las pérdidas incluyen el costo por el daño parcial o total de 10 vehículos por $185,000, los daños estructurales de varias propiedades ascienden a $150,000, y $15,000 en pérdidas de propiedad privada”, señalo Jon O’Brien, jefe de batallón del Departamento de Bomberos del Condado de Los Ángeles (LACFD).

Uno de los autos considerados en este reporte fue el BMW nuevo que Nady Tuazan regaló a sus esposo en Navidad.

“Lo importante es que estamos bien. Ya compraremos otro carro”, dijo Tuzan visiblemente impactada por el daño en su auto, pero aliviada de que ni ella, ni nadie en el edificio resulto herido. La pareja habitaba uno de los apartamentos de uno de los edificios más dañados por los incendios ubicado en Hollywood.

Las autoridades continúan solicitando la cooperación de personas que hayan visto algo que conduzca a concluir esta investigación. Se puede reportar cualquier pista llamando al Departamento de Bomberos de Los Ángeles al (213) 893-9800 o a la línea para detener el crimen al (800) 222-TIPS.