Hallan 1 cadáver tras sofocar 2 incendios en Misión Hills

Llamas saltan de un lado a otro de autopista; llegan a un campamento
Hallan 1 cadáver tras sofocar 2 incendios en Misión Hills
Bomberos atacan el incendio en la maleza a un costado de la autopista donde después se encontró un cadáver.
Foto: J. Emilio Flores / La Opinión

Un cadáver fue encontrado ayer por la mañana luego que bomberos respondieron a un par de incendios de maleza a ambos lados de la autopista 405, en Misión Hills.

Bomberos de la Ciudad de Los Ángeles hicieron el hallazgo en un campamento de desamparados cerca de la calle Devonshire y la Autopista 405, tras combatir el fuego de arbustos que inicio al oeste de la 405 en dirección sur. Con la ayuda del viento, las brasas saltaron e incendiaron otros arbustos al este de la autopista, donde se encontraba un campamento de desamparados dentro de la maleza.

Matt Spence, vocero del Departamento de Bomberos de la Ciudad de Los Ángeles confirmó que el cadáver fue hallado entre los arbustos quemados del segundo incendio.

“No sabemos si es hombre o mujer, pero el cadáver tenia muestras significantes de quemaduras” aseguró el vocero. “Parece que las brasas del fuego saltaron por el viento y cayeron en el campamento de desamparados, pero en este momento todo esta bajo investigación.”

Todd Chamberlin, capitán de la división Mission Hills de la Policía de Los Ángeles, aseguró que la investigación iba ser efectuada por detectives de homicidio y por investigadores de incendios intencionales. “No sabemos si el incendio está relacionado con el cuerpo que encontramos, por el momento vamos a investigar si fue accidental o hubo algo más”, comentó.

El Departamento de Servicios para Desamparados en Los Angeles publicó recientemente que hay cerca de 51,000 personas sin hogar que viven en las calles del Condado de Los Ángeles. De acuerdo con esta cifras, cerca de 4,700 de estos viven en el Valle de San Fernando, durmiendo en las calles, autos, y entre arbustos alrededor de autopistas.

En el 2008, un indigente y su perro murieron en un campamento entre arbustos cerca de la autopista 210 en Sylmar, después de que varios incendios azotaron el área.