Menos tropas con el nuevo plan militar

Obama anuncia su estrategia para las Fuerzas Armadas, marcada por el déficit

Menos tropas con el nuevo plan militar
El presidente de Estados Unidos revela en el Pentágono los detalles de las modificaciones al ámbito de la defensa.
Foto: EFE

WASHINGTON, D.C.- En una señal nunca antes vista, el presidente Barack Obama anunció ayer desde el Pentágono una nueva estrategia de defensa para Estados Unidos. Sus pilares básicos son una reducción en el número de efectivos de las Fuerzas Armadas, ligada con recortes de presupuesto, además de un realineamiento en el uso de recursos disponibles.

El mandatario, junto a su secretario de Defensa, Leon Panetta, presentaron el documento titulado Mantener el liderazgo mundial de Estados Unidos: Prioridades para la Defensa en el Siglo XXI, que incluye modificaciones importantes en concordancia con el presupuesto 2013.

La medida llega luego que el Congreso impusiera al Pentágono más de 400 mil millones de dólares en recortes durante la próxima década. Es un criterio que se aplicó a diferentes gastos gubernamentales.

Uno de los cambios más importantes incluidos en el plan es el fin de un sistema militar que ha funcionado durante décadas con base en la premisa de sostener la capacidad para enfrentar dos guerras al mismo tiempo.

“Mientras miramos más allá de las guerras de Irak y Afganistán […] seremos capaces de asegurar nuestra seguridad con fuerzas en terreno convencionales más pequeñas. Continuaremos deshaciéndonos de sistemas anticuados de la Guerra Fría para invertir en las capacidades que necesitamos para el futuro, incluyendo inteligencia, vigilancia, reconocimiento, lucha contra el terrorismo y el acceso a armas de destrucción masiva, y la habilidad de operar en ambientes donde nuestros adversarios traten de negarnos acceso”, dijo Obama.

La estrategia es coherente con la visión que el mandatario ha presentado al país, desde hace varias semanas, cuando elogió el repliegue de Irak y el regreso de miles de tropas a Estados Unidos para las fiestas.

Básicamente, mantiene la atención y recursos en la lucha contra el terrorismo, lo que se traduce en un reenfoque desde despliegues en terreno en áreas como Irak y Afganistán hacia operaciones navales y aéreas en el Pacífico.

A su vez, enfatiza la importancia de trabajar con aliados como Europa y la Organización del Tratado Atlántico Norte (OTAN), junto al uso de métodos innovadores para mantener una presencia sostenible en áreas como América Latina.

“El país se encuentra en un punto de inflexión estratégico, luego de una década de guerra”, dijo Panetta. “No creo que tengamos que escoger entre la responsabilidad fiscal y la seguridad nacional. Las Fuerzas Armadas estadounidenses seguirán siendo competentes […], estamos plenamente preparados para proteger nuestros intereses”, agregó.

Tanto Obama como Panetta resaltaron que a pesar de los recortes, Estados Unidos continúa teniendo el presupuesto en defensa más grande el mundo. La estrategia también incluye una reducción en el arsenal nuclear, sin embargo no se entregaron mayores detalles al respecto.

El documento es el resultado de diversas reuniones y análisis por parte de los miembros de la Administración y el Pentágono, una relación que en Washington se describe en general como complicada.

La decisión ya ha causado reacciones en el ambiente político, una señal de las dificultades que enfrentará la propuesta de presupuesto 2013 de la Administración. “El anuncio del secretario Panetta señala directamente a nuestros amigos y adversarios que Estados Unidos ha disminuido su habilidad de proyectar poder en una escala global y defender nuestros intereses en tiempos inciertos”, dijo el senador Marco Rubio (R-FL).

“Estoy particularmente preocupado sobre el impacto de estos recortes en el Hemisferio Occidental. Dada la creciente influencia de Irán en América Latina, la proliferación de los violentos cárteles de droga y el comportamiento peligroso de líderes tiránicos, es complicado que los fracasos de este presidente en América Latina continúen creciendo en los frentes diplomáticos y de seguridad”, agregó.

Funcionarios del Pentágono insistieron en que la base de la estrategia militar del país siempre ha sido la capacidad de responder a las contingencias globales en cualquier momento y que eso no ha variado en absoluto.