Obama retoma el discurso del “cambio” en Chicago

Obama arremete contra los republicanos en concierto de recaudación de fondos en la UIC

Obama retoma el discurso del “cambio” en Chicago
El presidente Barack Obama esta tarde en el UIC Forum, en Chicago.
Foto: Fabiola Pomareda / La Raza

CHICAGO.- Haciendo de esta su primera parada en su ruta de campaña por la reelección y alterando gravemente el tráfico en los alrededores de la Universidad de Illinois en Chicago (UIC), el presidente Barack Obama asistió a un concierto de recaudación de fondos en su honor.

Alrededor de 700 personas asistieron esta tarde al concierto ofrecido por la cantante de “rythm and blues” Janelle Monáe, y organizado por Obama for America y el Comité Nacional Demócrata y cuyas entradas tenían un costo inicial de $44.

Quienes le precedieron en el uso del micrófono destacaron como grandes logros de la administración Obama, la aprobación de la ley de equidad salarial para las mujeres, el rechazo definitivo a la política de “Don’t Ask Don’t Tell” dentro de las Fuerzas Armadas, la reforma de salud, que otorgaría seguro médico a millones de estadounidenses, y la retirada de las tropas estadounidenses de Irak.

Poco antes de las seis de la tarde apareció el presidente, quien apuntó a los republicanos:

“Tienen a los republicanos diciendo que su principal prioridad es crear más empleos, solucionar los problemas de cuidado médico, asegurarse de que el país sea competitivo; pero los ven votando en contra de todo tipo de propuestas, incluso propuestas que antes apoyaron”, criticó Obama.

“Ellos pelearán hasta con su último aliento para defender lo que tienen los más afortunados de América, pero hacen juegos políticos cuando se trata de ayudar con incentivos tributarios a la clase media”, acusó.

Obama hizo énfasis en los logros obtenidos hasta el momento y dijo que todo eso peligraba en caso de que los republicanos ganaran las elecciones.

“No quiero que esta nación sea reconocida por lo que compramos y consumimos; quiero que esta nación sea reconocida por lo que construimos, por lo que producimos aquí”, destacó.

“Chicago, sí, han sido tres años difíciles, un tiempo en que muchos de los cambios que queríamos que sucedieran no vinieron tan rápido como esperábamos; pero recuerden lo que dijimos durante la última campaña, sí se puede”, expresó.

“Tal vez requiera más de un término o más de un presidente; lo que se requiere en realidad son ciudadanos comunes y corrientes que sigan luchando, que sigan presionando. No pueden echarse para atrás, no ahora. No pueden rendirse, no ahora”, enfatizó.

A 300 días de las elecciones presidenciales, que se llevarán a cabo el próximo 6 de noviembre, la campaña de Obama intenta rearmar filas y reorganizar el apoyo de bases recibido en el 2008.

Brian Gorman, organizador político de la campaña por Obama en Chicago informó que en los próximos 10 meses fortalecerán los esfuerzos de las organizaciones de base, para ir “casa por casa, vecino por vecino” y que para el 24 de enero están organizando fiestas caseras para ver el discurso del Estado de la Unión.

En el evento también se hicieron presentes el senador federal Richard Durbin, los representantes federales Danny Davis y Jan Schakowsky, la presidenta de la junta del condado de Cook Toni Preckwinkle, la representante estatal Cynthia Soto y el ex jefe de gabinete de la Casa Blanca, Bill Daley, quien renunció a ese puesto en días pasados y ahora trabajará en la campaña desde Chicago.

Después del evento en la UIC, Obama se dirigió a otras fiestas de recaudación de fondos, una de ellas en la casa del magnate de los medios Fred Eychaner, quien es un importante donante del Partido Demócrata, y otra en la casa de Stuart Taylor, ex-ejecutivo de los Bears. Según reportes de prensa, los boletos para estos eventos oscilaban entre $7,500 y $35,800.