Romney y Gingrich: Buscan apoyo y dinero en Florida

Hoy fue el inicio de las votaciones por correo en ese estado

Romney y Gingrich: Buscan apoyo y dinero en Florida
El candidato republicano a la Presidencia Mitt Romney.
Foto: EFE

Washington- El aspirante favorito a la candidatura republicana a la Casa Blanca, Mitt Romney, y uno de sus rivales, Newt Gingrich, cortejaron hoy el apoyo y el dinero de los votantes de Florida, donde el bloque hispano será clave, mientras el resto de candidatos hacen campaña en Carolina del Sur.

Durante un acto en el Centro de Convenciones del condado de Palm Beach, Romney nuevamente lanzó sus dardos contra el presidente Barack Obama, a quien quiere desbancar en las elecciones del próximo 6 de noviembre.

“Hagamos un repaso -ustedes recordarán que, hace tres años, el recién elegido presidente pidió que le permitieran sacar $787,000 millones para mantener el desempleo por debajo del 8%, pero no ha estado por debajo (de ese nivel) desde entonces”, aseguró Romney.

El exgobernador de Massachusetts, que ayer lanzó un anuncio en español en Florida narrado por uno de sus hijos, Craig, participó después en un acto de recaudación de fondos en la mansión de Stephen Ross, dueño del equipo de fútbol americano Miami Dolphins.

Por su parte, Gingrich, que busca recuperar su otrora popularidad en las encuestas, tenía previsto participar en un encuentro con votantes y acudir a un acto de recaudación de fondos en el sector de Coral Gables.

Mañana, el expresidente de la Cámara de Representantes asistirá a una mesa redonda sobre Cuba, además de hacer paradas en la Pequeña Habana y en Orlando.

La presencia de Romney y Gingrich en Florida, que cuenta con cuatro millones de votantes republicanos, coincide con el inicio de las votaciones por correo en ese estado.

Antes de llegar a Florida, Romney pasó por Carolina del Sur, donde nuevamente defendió su gestión empresarial al frente de la firma de inversiones Bain Capital y reiteró su promesa de recortar el gasto fiscal.

El resto de los candidatos también se concentra en Carolina del Sur, que celebrará sus primarias el próximo día 21.

Tras una magra victoria en los “caucus” (asambleas partidistas) en Iowa y una más sólida en las primarias de Nuevo Hampshire, Romney busca el apoyo de los votantes en el “Estado del Sol”, donde el voto hispano, y en particular de los cubanoestadounidenses, será clave en las primarias del próximo 31 de enero.

Según una encuesta del miércoles de la Universidad Quinnipiac, si las elecciones se realizaran hoy, Romney obtendría el 46% del voto en Florida, frente al 43% que obtendría Obama.

Por ahora, Romney tiene, además, una gran ventaja financiera sobre el resto de sus rivales. Recaudó $24 millones en el último trimestre de 2011, más de lo que tenía previsto para ese período, según su campaña.

Su botín para 2011 totaliza entonces $56 millones, superando con creces la meta de $50 millones de su campaña para el proceso de primarias de este año.

Romney tiene de su lado a líderes políticos como los legisladores cubanoestadounidenses Ileana Ros-Lehtinen y Mario Díaz Balart, y el hermano de éste, el excongresista Lincoln Díaz Balart, quienes grabaron el anuncio en español.

Sin embargo, la gran incógnita es cuánto será el apoyo que Romney logre entre los latinos, dada su postura contra la legalización de la población indocumentada.

Romney ha conseguido el respaldo del secretario de Estado de Kansas, Kris Kobach, arquitecto de polémicas leyes contra la inmigración ilegal en Arizona y Alabama y partidario de una “guerra de desgaste” contra los indocumentados. Léase- que sean éstos los que, sin trabajo y sin futuro, se vayan por su propia cuenta del país.

Romney, que en 2005 y 2007 apoyó la reforma migratoria, ahora está en contra y ha calificado de “limosna” el “Dream Act” para la legalización de los estudiantes indocumentados.

La reforma migratoria goza del apoyo incluso de republicanos latinos, si bien éstos tienden a ser conservadores en materia fiscal y social, según varias encuestas.

La encuestadora Latino Decisions ha dicho que alrededor de 21.5 millones de latinos tendrían derecho a votar en los comicios generales de noviembre, en comparación con 19.5 millones en 2008.

Sólo en Florida, por ejemplo, poco más de 600,000 podrían inscribirse.

Se desconoce cuántos finalmente se empadronarán pero, según los observadores, una exitosa campaña de inscripción de votantes haría que este bloque electoral pase de ser influyente a indispensable.