Presentarán cargos a supuesto asesino en serie de desamparados

De ser encontrado culpable, Itzcóatl Ocampo podría enfrentar pena de muerte.
Presentarán cargos a supuesto asesino en serie de desamparados
Itzcóatl Ocampo
Foto: AP Photo / Anaheim Police Dept.

Itzcóatl Ocampo, veterano de Irak de 23 años y originario de Yorba Linda, será presentado hoy ante el Procurador de Distrito en una corte de Santa Ana, en el Condado de Orange, en donde se decidirá si se procede con cuatro cargos asesinato en su contra.

Presuntamente, Ocampo asesinó a James Patrick McGillivray de 53 años, en Placentia el 20 de diciembre; a Lloyd Middaugh, de 42 años, en Anaheim, el 28 de diciembre; a Paulus Smith, de 57 años, en Yorba Linda, el 30 de diciembre y a John Berry, de 64, encontrado en Anaheim el 13 de enero.

Cada víctima, según los reportes policíacos, sufrió al menos 40 puñaladas y en uno de los cuerpos se reportaron más de 50 laceraciones.

De ser encontrado culpable, Ocampo podría enfrentar pena de muerte.

Ocampo está bajo custodia sicológica en la cárcel de Santa Ana, en donde permanece desde el viernes cuando fue arrestado luego de ser perseguido por dos hombres después del último crimen que se le atribuye.

Refugio Ocampo, de 49 años, padre del sospechoso, es también desamparado y vive en la cabina de una plataforma abandonada en un estacionamiento en Fullerton.

Según el padre, él enseñó a sus hijos compasión por los más necesitados. De ahí que “Izzy” (como llaman cariñosamente a Itzcóatl) hiciera colectas de juguetes y acompañara a casa a ebrios en la vía pública.

Los familiares y amigos han dicho que Ocampo se veía cambiado luego de su retorno de Irak, en donde estuvo asignado para la supervisión de heridos tanto propios como enemigos. Sus allegados afirmaron que se notaba insensible.

El hermano de Ocampo, Mixcóatl Ocampo, declaró a un periódico local que su hermano estaba en constante búsqueda de empleo, sin éxito, y que se inscribió en el Colegio Comunitario de Santa Ana, pero nunca comenzó sus estudios.

También dijo que la Administración de Veteranos lo diagnosticó con trastornos sicológicos.