Dos arrestados por muerte de Panchito

No se sabe que relación tenían sospechosos con joven víctima

Una llamada anónima fue clave para identificar a Elizabeth Ibarra, de 19 años de edad, y Jason Schumann, de 24, como los supuestos asesinos de Francisco “Panchito” Rodríguez, el joven de 17 años y portero del equipo de futbol de la secundaria El Camino Real, muerto a tiros frente a su hogar de Winnetka la semana pasada.

Los sospechosos se encuentran en custodia policial desde las 11 de la noche del lunes.

Ahora la policía busca a la persona que hizo la llamada o a alguien más que pueda resolver el rompecabezas de cómo y por qué murió Rodríguez.

Schumann es residente de Calabasas y tiene un amplio récord criminal que incluye asalto y robo con un arma letal.

Ibarra, residente del Valle de San Fernando, también ha estado en la cárcel por robo, por negarse a ser arrestada y por golpear a un policía.

La relación entre la víctima y los acusados tampoco está clara para los investigadores de la estación de Topanga del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD), en el Valle de San Fernando.

Las investigaciones han llevado a suponer que Schumann fue quien le disparó a Rodríguez. No se sabe si se bajó del vehículo a dispararle.

Los policías están seguros que existe una relación “personal significativa” entre Schumann e Ibarrra, pero no saben cómo Rodríguez encaja en el rompecabezas, dijo el jefe policial Jorge Villegas.

“No creemos que el asesinato esté relacionado con pandillas. No creemos que esté relacionado con drogas…. No sabemos cuál fue el motivo”, aseveró Villegas.

Villegas hizo un llamado especial a una persona que llamó a la línea anónima de la policía para dar información que fue clave para identificar a los arrestados y para dar con el vehículo SVU de color verde que fue utilizado en el asesinato.

El 11 de enero Rodríguez llegó a su casa casi a las 6:00 p.m. después de un partido de futbol en contra de la Secundaria Taft. Unos 20 minutos más tarde, se alega que una joven pelirroja tocó la puerta de su casa y él, con cara de preocupación, salió a platicar. Según su familia, el joven se despidió de su madre y su hermana y les dijo no tardaría.

Momentos después, se escucharon tres disparos. Cuando ellas salieron a ver qué había sucedido, encontraron a Rodríguez boca abajo tirado en el césped, y lograron ver cuando un vehículo tipo SUV se iba del frente de la casa.

Villegas dijo que desde el momento en que sucedió el asesinato, la división de Topanga estableció un grupo de investigaciones que trabajó las 24 horas del día. Se realizaron varias órdenes de cateo en la casa de los arrestados. En una de ellas se encontró el vehículo verde SUV que es propiedad de Guevara.

Ibarra no tiene el pelo rojo, pero se han encontrado pistas que indica que se cambió el color recientemente.

El padre, la madre y la hermana de Rodríguez estuvieron presentes ayer durante una conferencia de prensa donde se anunciaron los arrestos, como señal de apoyo a las investigaciones, pero no dieron declaraciones sobre los sospechosos o los posibles motivos. A través de Villeda, la familia pidió que se respetara su dolor y que no se le hicieran preguntas.

La policía pide que si alguien tiene información llame a los investigadores de Topanga al (818) 756-3363 o si desea hacerlo de forma anónima, al (800) 222-8477.