Programador de Megaupload esperará extradición en libertad

El holandés Bram van der Kolk, salió en libertad provisional en Nueva Zelanda
Programador de Megaupload esperará extradición en libertad
De izquierda a derecha: Bram van der Kolk Finn Batato Mathias Ortmann y el fundador de MegaUpload Kim Schmitz.
Foto: EFE / David Rowland

Sídney, Australia.- El jefe de programación del portal Megaupload, el holandés Bram van der Kolk, salió en libertad provisional en Nueva Zelanda a la espera del juicio de extradición a Estados Unidos, informaron los medios locales.

Van der Kolk, de 29 años de edad y accionista de Megaupload, es requerido por la justicia estadounidense por piratería informática, crimen organizado y blanqueo de dinero junto con el fundador, Kim Schmitz, y otros cinco ejecutivos del portal.

El holandés abandonó la sede del Tribunal del distrito de North Shore, a las afueras de Auckland, acompañado de su esposa, después de recibir el visto bueno sobre el lugar de residencia en esta ciudad, según la agencia local APNZ.

La jueza Pippa Sinclair ordenó su liberación provisional con la condición de que él y las personas que habiten en su vivienda no accedan a internet o se contacten con las personas supuestamente implicadas en este caso fuera de Nueva Zelanda.

Van der Kolk y el alemán Finn Batato, responsable técnico de Megaupload, obtuvieron la libertad condicional a finales de enero, pero desde entonces han permanecidos detenidos hasta que se verificara la idoneidad de los lugares de residencia propuestos.

Batato, de 38 años, permanecerá arrestado al menos una noche más porque la esposa de Schmitz, Mona, no dio su consentimiento escrito para que resida en su mansión debido a que se encontraba en una consulta médica cuando las autoridades fueron a comprobar la dirección.

El abogado de Batato propuso que su cliente se quede en casa de van der Kolk, pero la jueza Sinclair dijo que el asunto debe ser abordado adecuadamente y ordenó que Batato siga detenido al menos hasta mañana, según la APNZ.

Mathias Ortmann, de 40 años y cofundador de Megaupload, comparecerá hoy ante el tribunal del distrito de Manukau, que decidirá si le concede o deniega la libertad condicional.

Los tres fueron detenidos en Auckland el pasado 20 de enero (19 de enero en Estados Unidos) junto al fundador de Megaupload, también conocido como Kim Dotcom.

Las detenciones se realizaron a petición de Estados Unidos en el transcurso de una operación policial internacional contra la piratería informática, que incluyó el cierre de su portal de descargas en internet y otras detenciones en Europa.

Las autoridades estadounidenses consideran que Megaupload ha causado más de 500 millones de dólares (377 millones de euros) en pérdidas a la industria del cine y de la música al transgredir los derechos de autor de compañías y obtener con ello unos beneficios de 175 millones de dólares (132 millones de euros).

El Alto Tribunal de Auckland ordenó el viernes pasado que Schmitz, conocido como Kim Dotcom, siga detenido hasta el 22 de febrero cuando comience el proceso sobre su extradición a Estados Unidos.

De aprobarse la extradición, Dotcom y los tres ejecutivos de Megaupload serán juzgados en Estados Unidos por varios delitos, desde relación con el crimen organizado y blanqueo de dinero, hasta violación de la ley de derechos de propiedad intelectual. EFE