Esperan beneficiar a latinos por el acuerdo bancario

El gobierno insistió ayer, en que las comunidades afroamericana y latina serán las más beneficiadas con el acuerdo de 25,000 millones de dólares entre 49 estados y los cinco mayores bancos del país. Pero legisladores y organizaciones hispanas enfocadas en vivienda, aseguran que no es suficiente.
Esperan beneficiar a latinos por el acuerdo bancario
El anuncio hecho hace unos días por la Administración, esperan sea de gran beneficio para familias necesitadas.
Foto: EFE

WASHINGTON, D.C.- El gobierno insistió ayer, en que las comunidades afroamericana y latina serán las más beneficiadas con el acuerdo de 25,000 millones de dólares entre 49 estados y los cinco mayores bancos del país. Pero legisladores y organizaciones hispanas enfocadas en vivienda, aseguran que no es suficiente.

Ally Financial Inc., Bank of America, Citigroup, JP Morgan y Wells Fargo, han estado bajo investigación, por posibles abusos en ejecuciones hipotecarias, que vinieron luego del colapso del mercado inmobiliario. Desde 2007 hasta ahora, 4 millones de estadounidenses han sido desalojados de sus casas.

El acuerdo incluye reducciones en el balance de hipotecas; refinanciamiento para prestatarios que están “bajo el agua”, es decir que deben más del valor de sus viviendas; pagos directos a prestatarios, cuyas casas fueron embargadas entre 2008 y 2011; apoyo a los estados para prevenir ejecuciones hipotecarias y nuevos estándares para instituciones financieras.

El gobierno estima que el pacto ayudará a un millón 750,000 personas de manera directa. Consultado por La Opinión, el Secretario de Vivienda, Shaun Donovan, indicó que no tienen un “número exacto sobre cuántas familias latinas se verán beneficiadas”.

“Considerando lo afectadas que fueron las comunidades hispana y afroamericana con estos abusos, esperamos que una parte importante de los propietarios que sean favorecidos, pertenezcan a estos grupos”.

De acuerdo a un reciente estudio de Pew Hispanic Center, 7 de cada 10 hispanos sin casa propia, perdieron su propiedad luego de un embargo hipotecario. Entidades como el Consejo Nacional de la Raza (NCLR) ya han entregado su respaldo al acuerdo.

“Esto no reparará el daño a los propietarios latinos, pero es una primera cuota que las familias trabajadoras necesitan desesperadamente y un paso crucial para estabilizar el mercado hipotecario”, declaró Janet Murguía, Presidenta de NCLR.

Congresistas como la líder de la delegación de California en la Cámara de Representantes, Zoe Lofgren (D-CA) valoraron el esfuerzo, pero han insistido en que la Administración debe implementar medidas adicionales.

“Actualmente cuando te declaras en bancarrota, puede reorganizarte y tener un nuevo comienzo. Deudas de auto, préstamos estudiantiles…, pero lo único que no cambia es la deuda de tu residencia principal. Si se pudiera hacer eso, se modificaría la situación para muchas personas que están por perder sus casas”, explicó Lofgren a La Opinión.

“Esto beneficiaría no sólo a los individuos que lo hicieran, pero obligaría a las instituciones financieras, sobre todo a las que están en manos del gobierno –Freddie Mac y Fannie Mae- a lidiar con las personas en apuros y ofrecerles reajustes significativos”, agregó.

Pero al ser consultado por La Opinión sobre ajustes en el corto plazo a Freddie y Fannie, Donovan no mencionó cambios en el corto plazo.

“Los nuevos estándares se aplicarán a las hipotecas de Fannie Mae y Freddie Mac, de ahora en adelante, para proteger a los propietarios. Además, hemos tomado otras iniciativas, como permitirles a las personas con estas hipotecas, refinanciarlas con tasas de interés más bajas, lo que implica un ahorro de 3 mil dólares anuales”, dijo.

“También hemos implementado medidas para incentivar reducciones en el balance de hipotecas de Fannie y Freddie, ese es un paso muy importante. Creemos que eso, combinado con la disminución del balance hipotecario, incluida en este acuerdo, entrega reducciones significativas”, explicó.

Pero para Noel Poyo, director ejecutivo de la Asociación Nacional para la Construcción de Activos para la Comunidad Latina (NALCAB), la crisis inmobiliaria requiere de más acción.

“Todavía vamos a ver muchos embargos en el futuro cercano. El gobierno debe brindar más ayuda a la gente que está bajo el agua, bajando el balance de sus hipotecas, en especial los de Freddie y Fannie”, aseguró.

“También es importantísimo que ayude a reintroducir propiedades que ya han sido embargadas a nuestra comunidad, con la ayuda de organizaciones sin fines de lucro, ya sea para venta o arriendo”, agregó.

En general las viviendas abandonadas continúan devaluándose, lo que en algunos casos afecta a barrios completos, depreciando su valor.

El gobierno espera contactar a la mayoría de los propietarios que se beneficiarán con el nuevo acuerdo en 6 meses más. Las personas que deseen más información pueden consultar http://www.nationalmortgagesettlement.com/