Liberan a monos ladrones tras rehabilitación

“Aplausos” y “Manco” habían sido adiestrados para robar

Bogotá.- “Aplausos” y “Manco”, dos monos colombianos “detenidos” por las autoridades ambientales y que habían sido adiestrados para robar, fueron rehabilitados y en breve serán liberados, aunque tendrán destinos diferentes, revelaron hoy a Efe fuentes de la Secretaría de Ambiente (SAD) de Bogotá.

Ambos simios aprendieron a hurtar las pertenencias de quien se les acercaba, dijo la veterinaria Yudi Cárdenas, del Centro de Recepción de Fauna de la SAD, el sitio de reclusión y rehabilitación.

“Aplausos” fue un “artista”, pues fue decomisado por la Policía Ambiental y Ecológica de la capital colombiana en 2004, a los propietarios de un circo callejero casi en quiebra y después de una denuncia por maltrato animal.

Este mono estaba acostumbrado a aplaudir pero conoció a “Chompiras”, otro animal de su especie “que robaba y copió muy fácil”, pues los primates aprenden uno del otro, explicó a Efe la doctora Cárdenas.

La “rehabilitación” ha demandado varios años, pues “fácilmente quitaba las cosas- guantes, saqueaba los bolsillos de quien se acercaba (…) los celulares, y lo mejor, lo hacía tan bien que la víctima del robo no sentía cuando era despojado” de sus pertenencias, añadió la veterinaria.

“Aplausos” fue aislado de otros animales y de seres humanos por largos períodos y esto “ha dado frutos”, pues “ya no roba” a quienes le cuidan en el Centro de Recepción de Fauna de la SAD.

Además, señaló Cárdenas, logró integrarse y copula con hembras del grupo de monos del lugar.

Los planes son liberarlo “gradualmente” en una reserva natural y por ello será trasladado a una finca en la que hay un lago con una isla en el medio.

El chimpancé será dejado libre cerca de Yopal, capital del departamento del Casanare, en las llanuras del este de Colombia.

A su turno, “Manco”, cuyo nombre corresponde a la falta de su mano derecha y de un dedo de la izquierda, cortados quizá por las víctimas de un robo, según expertos de la SAD, irá a un zoológico.

Este simio, de unos 4 o 5 años de edad, según Cárdenas, fue decomisado en un alto grado de desnutrición en un taller en el que era maltratado y en que al parecer fue entrenado para robar.

En ese lugar “compartía con dos loras y dos mirlas, también en muy mal estado y acá llegó flaco, sucio, untado de aceite automotor”, relató a Efe la veterinaria.

La SAD, por su parte, señaló en un comunicado, que al llegar al Centro de Fauna, “‘Manco’ demostró sus habilidades delictivas al cachear y tomar cosas de los bolsillos de los cuidadores” y que “la agresividad era parte de su comportamiento diario”.

El amputado chimpancé, dijo la veterinaria, “fue sometido a valoraciones periódicas y su comportamiento fue observado cuando fue dejado con algunos de sus congéneres”.

“Desde junio de 2010 se han hecho valoraciones de rehabilitación y se ha observado que no es bien recibido por machos adultos que lo hirieron, y luego, con simios más jóvenes es un líder, pero sigue robando”, señaló también Cárdenas.

“Comprobamos que no puede ser enviado a su medio natural, pues los chimpancés adultos podrían matarlo, pero sí puede ir a un zoológico”, añadió la veterinaria, quien remarcó que estos casos deben ser observados “para que sirvan como ejemplo de lo que no se debe ni puede hacer con la fauna”. EFE