Niña de 5 años lucha por su vida

Madre es principal sospechosa de tratar de ahogar a hijas; hermana no sobrevivió

Niña de 5 años lucha por su  vida
Vista de la residencia, ubicada en la calle 50 en el Sur de LA, donde ocurrieron los hechos.
Foto: Ciro Cesar / La Opinión

Una menor de cinco años de edad batallaba por seguir con vida tras casi morir ahogada junto a su hermana, de solamente un año, y quien no sobrevivió al acto presuntamente realizado ayer por su madre.

La calle 50 en el Sur de Los Ángeles se conmovió profundamente durante la mañana de ayer cuando la tragedia sacudió el hogar de una joven familia guatemalteca, en donde los paramédicos que respondieron a una llamada al 911, encontraron a dos pequeña sumergidas en la tina del baño.

Las niñas de uno y cinco años de edad, fueron llevadas inmediatamente al California Hospital Medical Center, donde un par de horas después, la más pequeña murió.

“Los doctores hicieron todo lo posible por revivir a la pequeña de un año, pero no pudieron regresarle sus signos vitales. Ambas niñas llegaron en condiciones muy graves al hospital. La pequeña de cinco años sigue en condición crítica”, afirmó el oficial James Moore del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD), alrededor del mediodía de ayer.

La niña de cinco años fue trasladada después al Children’s Hospital de Los Ángeles, en donde fue declarada en condición crítica, pero estable.

“Siempre salía al jardín de enfrente a jugar con las niñas. Se quedaba platicando con las personas que pasaban. Y parecía una madre muy normal”, comentó María Flores, una vecina de la cuadra, sobre la madre de las pequeñas, quien ahora se encuentra bajo la custodia del LAPD, bajo la sospecha de que fue ella quien llevó a cabo el acto. Al parecer la mujer padecía de depresión.

“No parece ser un accidente sino un acto intencional cometido por la madre. Pero aún estamos investigando qué es realmente lo que pasó”, dijo el comandante del LAPD, Andrew Smith.

La policía informó que el padre se encontraba muy afectado en el hospital al que fueron trasladadas las menores. Este, según el LAPD, estaba en el lugar de la escena cuando llegó la policía y les dijo que la madre pudo haber intentado ahogarlas. Antes del incidente, el padre había salido a la tienda y cuando regresó escuchó ruidos extraños en el baño de la casa, un garaje convertido, que la familia había habitado desde hacía 10 años.

Según Moore, un indicio de que el ahogamiento de las pequeñas no fue un accidente, es el hecho de que ambas se encontraban en una bañera de bebé dentro de la regadera. “No era una tina de baño, ni tenía suficiente agua para ahogarse”, explicó el oficial de la policía.

La calle acordonada por la policía, no impidió que los vecinos de este humilde vecindario se acercaran para averiguar lo que había pasado y expresar su sentir.

“Es una pena que les haya pasado esto a la familia. La madre principalmente siempre me saludaba con la mano. No hablaba inglés”, dijo una vecina de origen afroamericano que vive a dos casas de donde ocurrió la tragedia.

“Yo creo que la mujer pudo haber sufrido de depresión posparto porque la niña chiquita solo tenía un año y eso es muy común en las mujeres. Aunque no se notaba que estuviera mal”, compartió la vecina y mencionó que la madre es una mujer en sus 30 años.

De acuerdo con Moore, los investigadores del LAPD trabajarían arduamente durante el día de ayer para llegar a una conclusión. También aseguró que estarían hablando con los vecinos en su momento porque al parecer estaban muy afectados con lo ocurrido.