HRA promete seguir ayudando a infectados con VIH/SIDA

Tras la protesta que protagonizaron decenas de personas que viven con VIH/SIDA —junto a miembros de varias organizaciones— contra los recortes del presupuesto para el servicio de vivienda y de nutrición para personas de bajos ingresos que son portadores de la infección, la Administración de Recursos Humanos (HRA) recalcó su intención de seguir ofreciendo el mismo servicio que hasta ahora ha brindado a los participantes en el programa.

HRA promete seguir ayudando a infectados con VIH/SIDA
Howard Brown Health Center ofrece pruebas de VIH gratuitas y con absoluta confidencialidad.
Foto: Servicios

NUEVA YORK— Tras la protesta que protagonizaron decenas de personas que viven con VIH/SIDA —junto a miembros de varias organizaciones— contra los recortes del presupuesto para el servicio de vivienda y de nutrición para personas de bajos ingresos que son portadores de la infección, la Administración de Recursos Humanos (HRA) recalcó su intención de seguir ofreciendo el mismo servicio que hasta ahora ha brindado a los participantes en el programa.

“La Administración de Servicios para personas con VIH/SIDA (HASA por sus siglas en inglés), financiado en más de $ 400 millones y con un aumento del 40% por paciente desde cuando el alcalde Bloomberg asumió el cargo, ofrece una mejor atención y apoyo a los residentes con VIH/SIDA que cualquier otro programa en cualquier otra ciudad en el país”, indica el HRA a través de un comunicado.

“HASA ha propuesto simplificar servicios y le hemos pedido a nuestros socios hacer más con menos mientras que se garantiza que el programa continúe sin un impacto adverso en nuestros pacientes”, agregó.

Los manifestantes marcharon el pasado viernes frente a la oficina de HRA, donde también arremetieron contra la nueva política que obliga a los pacientes que soliciten ayuda económica a que se sometan a una prueba de detección de drogas.

Según HRA, el proceso de detección de droga no requiere un examen de orina o de sangre, sino que se realiza a través de una serie de preguntas.

Y sobre la política de detección de drogas, indicó: “Al hacer del cumplimiento con los referidos a programas de tratamiento de abuso un factor para el aumento de la asistencia de alquiler, la iniciativa de HRA toma en serio el abuso de sustancias y promueve resultados más saludables para los pacientes que viven con VIH o SIDA”.

Miguel Bulerin, de 51 años y oriundo de Puerto Rico, consideró que los recortes tendrían un gran impacto en los programas de vivienda y de nutrición.

“¿Cómo vamos a sobrevivir nosotros los pobres que estamos enfermos? Muchas personas tendrán que vivir en las calles. No podemos vivir con 11 dólares al día”, se quejó Bulerin.

Según Wanda Hernández, la prueba de droga es un gasto innecesario. “Estoy en el programa hace 14 años y es la primera vez que me mandan a hacer test de drogas. No tengo problemas de drogas, lo que tengo es un problema de vivienda. Realmente, esto no es necesario, deberían de invertir ese dinero en otros recursos”, expresó Hernández.

La mayoría de los recortes entrarían en efecto a partir del próximo mes de julio.