Avivan debate para licencias a inmigrantes

Líderes de la ciudad se aprestan para buscar la ansiada aprobación en Sacramento
Avivan debate para  licencias a inmigrantes
Dos temas candentes: licencias para indocumentados y decomisos deliberados mantienen a la comunidad alerta.
Foto: Emilio Flores / La Opinión

Dos jefes policiacos, el procurador local y el alcalde de Los Ángeles han integrado una fuerte coalición que respalda la idea de otorgar licencias de conducir a los indocumentados en California, privilegio que les han negado desde 1993, argumentado que se trata de un asunto de seguridad en las carreteras.

El Sheriff Lee Baca ha sido el último en unirse a ese grupo, luego que el jefe de la Policía de Los Ángeles (LAPD), Charles Beck, expresó que el estado debería extender licencias a quienes carecen de un estatus migratorio como un método de identificación y de calificación de sus habilidades tras el volante.

Ambos jefes y el alcalde Antonio Villaraigosa coinciden en que este documento debe ser distinto a las licencias regulares, aunque Baca propone otro requisito: que sólo se otorguen a quienes han vivido en el país por varios años y no han cometido otro delito que el permanecer aquí ilegalmente.

“Hay suficiente potencial para que la idea de Beck sea explorada”, comentó ayer Baca en una entrevista con Los Angeles Times, en la cual resaltó que debería haber una selección con base en los antecedentes penales, algo que no se incluyó en una propuesta de ley de 2002 que él respaldó y que pedía que las licencias de manejo portaran la letra “I” para identificar a los indocumentados.

El alcalde Antonio Villaraigosa, por su parte, reiteraba ayer a un canal de televisión: “el jefe Beck y yo coincidimos en que es un tema de seguridad pública y es lo mejor para todos nosotros? estamos muy preocupados por los terroristas, pero estos no llegan por la frontera sur”.

Mientras el debate era avivado en Los Ángeles, el pasado lunes un grupo de líderes comunitarios del Norte del estado, inmigrantes de diferentes países latinoamericanos, se entrevistaron con el asambleísta demócrata de Cathedral City, Manuel Pérez, en el Capitolio estatal, con la intención de que considere tomar en sus manos la propuesta de ley para dar licencias de conducir a los indocumentados.

Esto en caso de que el legislador Gil Cedillo no logre que el gobernador Jerry Brown le apruebe este año (su último en la Asamblea californiana) su proyecto de licencias de manejo, que ha empujado por años.

Cedillo expresó ayer que luchará hasta el último momento para que su iniciativa obtenga la firma de Brown, como lo logró con la propuesta de ley que ahora prohibe la confiscación inmediata de los autos de conductores sin licencia en retenes de sobriedad instalados por las agencias del orden.

Parte de su estrategia ha sido unir las voces del jefe Beck y del procurador municipal Carmen Trutanich, con quienes conversó el pasado miércoles. “La postura de Beck es muy favorable, es un mensaje consistente del LAPD que empezó con [Bernard] Parks [jefe de la corporación de 1997 a 2002], [William] Bratton [jefe de 2002-2009] y que ahora lo ha tomado Beck”, comentó Cedillo a La Opinión.

El gobernador, sin embargo, no parece estar interesado en cambiar de postura y conceder ese privilegio a los indocumentados, como tampoco lo estuvo su antecesor Arnold Schwarzenegger. Ayer, su oficina de prensa prefirió no involucrarse en el debate abierto nuevamente por el jefe del LAPD.

La Coalición de Derechos de los Inmigrantes de Los Ángeles (CHIRLA) aseguró que el proyecto de ley de Cedillo no convertirá a California en “un imán de indocumentados”, sino que ofrecerá mayor seguridad en las calles y los liberará de diversos castigos, como la incautación de sus coches.

“Ojalá que este voto de confianza del jefe Beck despierte a otros políticos para que apoyen una propuesta de ley que el gobernador considere viable”, expresó su vocero Jorge Mario Cabrera, quien no se opuso a la verificación de antecedentes penales o la colocación de una marca especial en las licencias.

“Cómo se haga o qué pasos se deben seguir no es tan importante como el hecho de que tengan una licencia de manejo, algo que generaría fondos a la economía y beneficiaría a la seguridad pública”, subrayó el portavoz de CHIRLA.

Hoy viernes, en tanto, el Comité de Seguridad Pública del Concejo de Los Ángeles escuchará por primera vez la propuesta formal del jefe Beck de no decomisar por 30 días los automóviles de los conductores sin licencia, otro tema candente en el Ayuntamiento y que precede a su actual posición.

“La ciudad de Los Ángeles entiende lo que significa tener que identificarse con nosotros”, manifestó Raul Murillo, director de Hermandad Mexicana Nacional. “No es justo que le carguemos todo el peso de la ley a las familias de los inmigrantes”, enfatizó el activista.