Plan evitaría la jubilación en la pobreza

Aunque Juan Ramírez apenas tiene 27 años ya le preocupa su jubilación y está en busca de una alternativa a bajo costo y riesgo mínimo.
Plan evitaría la jubilación en la pobreza
El senador Kevin de León (en el podio) al presentar su plan de pensiones para trabajadores de bajos ingresos. Lo acompañan los senadores Darrell Steinberg (izq.) y Warren Furutani.
Foto: Araceli Martinez

SACRAMENTO, California — Aunque Juan Ramírez apenas tiene 27 años ya le preocupa su jubilación y está en busca de una alternativa a bajo costo y riesgo mínimo.

“Ahorita trato de ahorrar 60 dólares a la quincena para tener un guardadito en caso de una emergencia pero quisiera comenzar a guardar para mi retiro”, dijo Ramírez, cocinero en un popular camión lonchera cuyo patrón no le ofrece un plan de pensión.

Ante la inminente avalancha de jubilaciones que se avecinan en California y los siete millones de trabajadores del sector privado como Juan Ramirez que no cuentan con un plan de ahorros para el retiro, legisladores demócratas presentaron una propuesta de jubilación para quienes sus empleadores no les ofrecen este beneficio.

“Este plan no es la panacea pero está diseñado para las recamareras, cocineros, jardineros y otros trabajadores de bajos ingresos que trabajan seis días a la semana y se retiran hasta que el cuerpo ya no les aguanta”, dijo durante una conferencia de prensa, el senador Kevin de León (demócrata de Los Angeles), autor de la medida SB1234.

Este plan que es similar al que tienen los empleados públicos en California no sujeto a los vaivenes del mercado como el plan 401(K), proporcionaría un complemento estable al ingreso que las personas de la tercera edad obtienen del seguro social.

Al mismo tiempo las aportaciones de empleados y empleadores se pondrían en un fondo manejado por el Sistema de Retiro para los Empleados Públicos del Estado de California (Calpers).

Para ello crearían una Junta de Inversión para la Jubilación, bajo la autoridad de la Tesorería del Estado.

Se estima que si los trabajadores aportan 3% de sus ingresos, solamente en el primer año se generarían 6,600 millones de dólares.

Andrew Blaskovich, el dueño de la lonchera para la que trabaja Ramírez, dijo que el plan demócrata hará fácil para sus empleados y para él mismo hacer cargo de ellos de una manera responsable ya que los planes de retiro existentes son demasiados caros.

“Con este plan sería más fácil para mi ahorrar para mi retiro”, confió Ramírez.

Bajo el programa, los empleados podrían decidir no participar pero a los patronos con cinco trabajadores o más se les exigiría inscribirlos.

Un estudio reciente del Centro de Educación e Investigación Laboral de la Universidad de California en Berkeley arrojó que el 62% de todos los trabajadores del sector privado en California no participan en un plan de retiro patrocinado por el empleador. En tanto el 84% de los que trabajan para negocios con menos de 25 empleados no tienen un plan de jubilación.

El presidente de la Asociación Americana de Personas Jubiladas (AARP) en California, David Pacheco consideró la propuesta como un paso crítico y una manera a bajo costo para pensionarse en años muy difíciles.

Dadas las actuales circunstancias, los expertos estiman que cerca del 50% de la clase media en el estado se jubilará en o casi en la pobreza.