Correa perdona a ‘El Universo’

Alertan aún de precedente peligroso para la libertad de expresión en el país
Correa perdona a ‘El Universo’
El presidente de Ecuador, Rafael Correa, habla en el Palacio de Gobierno, en Quito, y anuncia que perdonará a los acusados.
Foto: EFE

QUITO, Ecuador (EFE).? El presidente de Ecuador, Rafael Correa, perdonó ayer la pena a los cuatro condenados en su demanda contra el diario El Universo por injurias, una decisión que fue celebrada por asociaciones internacionales de prensa, aunque alertaron de que se mantiene un precedente peligroso para la libertad de expresión.

En un discurso desde el palacio presidencial ante miembros del gabinete y diplomáticos, Correa anunció su decisión de “perdonar a los acusados, concediéndoles la remisión de las condenas que merecidamente recibieron”.

“Hay perdón, pero no olvido”, señaló, no obstante, el mandatario, quien enfatizó que la sentencia fue “merecida” y una prueba de que se puede vencer el “abuso del poder mediático”.

La Corte Nacional de Justicia confirmó el pasado 16 de febrero la condena a tres años de cárcel para el exeditorialista Emilio Palacio, y para Carlos, César y Nicolás Pérez, directivos de El Universo, el diario tradicional de mayor tirada del país, así como el pago a Correa de 40 millones de dólares como indemnización.

En declaraciones en EEUU, donde este mes pidió asilo político, Palacio calificó el anuncio como un “triunfo indiscutible de la libertad de expresión”.

César y Nicolás Pérez, quienes están en Estados Unidos, evitaron pronunciarse a la espera de que Correa presente el perdón por escrito ante los tribunales, algo que Alambert Vera, uno de los letrados del presidente, dijo que se iba a hacer ayer mismo.

Carlos Pérez está asilado en la embajada de Panamá en Quito desde el pasado 16 de febrero a la espera de un salvoconducto para salir del país, pero el canciller de Ecuador, Ricardo Patiño, dijo ayer que su Gobierno no se lo otorgará, dado que no hay razón para ello.

En su alocución, Correa anunció también que desistirá de la demanda contra los periodistas Juan Carlos Calderón y Christian Zurita, autores del libro El Gran Hermano, sobre los contratos que su hermano mayor, Fabricio Correa, supuestamente tenía con el Estado.

En declaraciones, Calderón atribuyó ayer la decisión del mandatario al “desgaste político”, un factor importante dado que dentro de un año habrá comicios presidenciales y se prevé que Correa se presente a la reelección.

También la achacó a la presión internacional, después de que el fallo contra El Universo fuera criticado por medios de comunicación, asociaciones de derechos humanos, gobiernos como el de Estados Unidos y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que llegó a pedir la suspensión temporal de la condena.

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) reconoció ayer el “gesto” del presidente, pero alertó de que se mantiene el precedente de una sentencia que “lesiona en forma grave la libertad de prensa”.

Reporteros sin Fronteras (RSF) también celebró el indulto, pero lamentó que haya tardado un año y pidió la despenalización de “los delitos de prensa” en Ecuador.

Y la Asociación Colombiana de Editores y Medios Informativos (Andiarios), cuyos asociados publicaron esta semana la columna que motivó la demanda de Correa, consideró “muy grave” que el presidente “siga descalificando todo el trabajo periodístico”.

Xavier Zavala, abogado de El Universo, dijo ayer que el caso provocará “la autocensura en determinados medios de comunicación”, para evitar publicar posturas críticas al Gobierno que puedan generar nuevas demandas del Presidente.

Esa es una reacción, que a juicio de Diego Cornejo, director ejecutivo de la Asociación Ecuatoriana de Editores de Periódicos (AEDEP), ya ocurre en la prensa del país.

Correa, en cambio, dijo ayer que luchaba “por una verdadera comunicación social, en la cual los negocios privados sean la excepción y no la regla, donde la libertad de expresión sea un derecho de todos”.

El secretario general de la Administración Pública de Ecuador, Vinicio Alvarado, uno de los hombres fuertes del Gobierno, negó que la motivación del indulto haya sido política y dijo que incluso podría dañar a Correa en ese sentido.

“Yo creo que este perdón pudiera afectar las cifras electoralmente, pero por delante están las convicciones, el fuero interno del presidente”, dijo.

Por su parte, Doris Soliz, Ministra de Desarrollo Social, consideró la decisión de Correa como un acto “enormemente generoso y magnánimo” frente a “una calumnia gravísima”.

El caso se remonta a febrero del año pasado, cuando Palacio dijo en una columna que en un futuro el mandatario podría ser enjuiciado por haber ordenado disparar contra un hospital el 30 de septiembre 2010, cuando hubo una sublevación policial.

?>