Dictamen crea más confusión

Corte de apelaciones señala cómo las ciudades deben regular la marihuana
Dictamen crea más confusión
Según las leyes federales, en el año 1996 California se convirtió en el primer estado en legalizar la marihuana con fines medicinales.
Foto: AP

SANTA ANA (AP).- Un tribunal de apelaciones de California dictaminó que las ciudades no pueden emplear ordenanzas sobre la alteración del orden público para prohibir los dispensarios de marihuana con fines medicinales, aumentando así la confusión sobre cómo las municipalidades deben regular las clínicas protegidas por la ley del estado.

El Tribunal de Apelaciones del 4º Distrito invalidó el miércoles la orden preliminar emitida por un juez que habría provocado la clausura de Evergreen Holistic Collective en Lake Forest, aunque otorgó un aplazamiento. Evergreen fue clausurado en octubre como parte de una operación contra los dispensarios llevada a cabo en todo el estado por autoridades federales.

En su dictamen, el panel compuesto por tres jueces estableció que los colectivos sin fines de lucro pueden despachar marihuana solamente del lugar donde fue cultivada y no pueden traerla de otro lugar para distribuirla en la tienda.

La ley del estado “exige que toda actividad colectiva o cooperativa de cantidades de marihuana que superen las necesidades médicas personales del paciente deberá estar asociada al lugar de cultivo”, afirmaron los jueces.

Este dictamen es el más reciente en una serie de casos cuyo fin es interpretar la ley de marihuana con fines medicinales del estado como forma de ofrecer una guía a otros condados y ciudades que intentan restringir las tiendas de marihuana.

Un tribunal de apelaciones de Los Ángeles anuló el año pasado un intento de Long Beach por otorgar licencias a tiendas de marihuana, dictaminando que la ordenanza local generaba conflicto con las leyes federales. Otro tribunal de apelaciones mantuvo el derecho de Riverside de clausurar y prohibir dispensarios a pesar de la ley de marihuana con fines medicinales del estado.

Dada la variedad de dictámenes surgidos en los tribunales de apelaciones, la Suprema Corte de California revisará los casos, posiblemente sobre finales de este año, a fin de determinar la forma en que las municipalidades deben tratar a los dispensarios.

En reconocimiento de la polémica actual sobre la marihuana con fines medicinales, los jueces del 4º Distrito afirmaron que entienden que su dictamen puede ser desalentador para aquellos en la oposición.

“Hacemos énfasis en que son resultados de políticas fuera de nuestro alcance, ya que nos vemos restringidos por la promulgación de los votantes y de la Asamblea Legislativa”, señaló el panel.

El dictamen tiene lugar en un momento en que el gobierno federal ha ordenado medidas enérgicas para poner freno a las clínicas de marihuana en California. Si bien la marihuana continúa siendo ilegal conforme a las leyes federales, en el año 1996 California se convirtió en el primer estado en legalizar la marihuana con fines medicinales.

Esta semana, la oficina del procurador general en Los Ángeles envío unas 50 cartas a los dispensarios en tres ciudades del Condado San Bernardino ordenándoles cerrar sus puertas, de lo contrario se enfrentarían a posibles cargos penales y multas. Unos 140 dispensarios ubicados en más de 20 ciudades del Sur de California recibieron la orden de cerrar sus puertas desde octubre, cuando las autoridades federales comenzaron sus operaciones en todo el estado.